- Elegidos por "Psicología y Mente" como el mejor centro de psicología de Madrid y el segundo mejor de España -

Escucha gratis nuestro audio de relajación

BLOG DE PSICOLOGÍA

Psicología y Felicidad va dirigido a todos aquellos que prefieren crecer a envejecer.
Un blog práctico donde quiero ofrecerte información, recursos y estrategias para ser más feliz,
que al final es de lo que se trata ¿no?

Crisis matrimonial: claves para superarla

Los motivos por los que podemos llegar a una crisis matrimonial son muy variados. A veces la pareja llega a un punto en que la convivencia es insoportable, plagada de discusiones, pero otras veces no sabemos qué nos pasa, aparentemente no hay ningún problema grave en la pareja, pero no nos sentimos totalmente satisfechos y surgen las dudas sobre la relación.

En el primer caso lo más adecuado es realizar una terapia de pareja, sin embargo, en el segundo lo más adecuado es realizar una terapia individual para aclarar nuestras emociones y poder decidir hacia dónde vamos.

Cuando estamos inmersos en una crisis matrimonial surgen los enfrentamientos y las divergencias. “Ya no es lo que era antes”, “No sé lo que me pasa con mi pareja”, “¿Me estaré desenamorando?, “quizá sola estaría más tranquila,” ” no sé si le quiero”, son los típicos pensamientos de una persona que tiene dudas sobre la pareja.

Si las dudas se van haciendo cada vez más grandes y superar la crisis matrimonial no supone una prioridad, la unión se enfrenta a un grave riesgo de disolverse.

¿Por qué surgen las dudas de pareja?

  • Una mala racha de negatividad. A veces las dudas surgen como resultado de una mala racha. Cuando estás atravesando por momentos particularmente tensos, ya sea por problemas en el trabajo o con la familia, estos generan un estado marcado por el agobio y el cansancio, de manera que los pequeños errores que comete la pareja son percibidos como fallos insoportables.

Cuando se entra en una fase de negatividad, se tiende a exagerar los “defectos” del otro o se focaliza la atención solo en ellos, olvidándose de los aspectos positivos. La pareja se convierte en un “chivo expiatorio” y aparecen una serie de dudas, ya que se percibe al otro como el culpable de todo lo que ocurre.

La mayoría de las veces las personas no son conscientes de esta situación, por lo que esta se extiende a lo largo del tiempo, aumentando cada vez más su envergadura de manera que un problema pequeño se convierte en un conflicto en toda regla, hasta que se termina viendo la relación como un obstáculo para lograr la felicidad.

  • Problemas resueltos insatisfactoriamente. A lo largo de la vida en pareja, hay periodos de calma pero también aparecen situaciones particularmente difíciles, retos que ponen en peligro la relación. En estas situaciones cada persona tiene una expectativa sobre el otro, espera que este se comporte de una manera determinada. Por ejemplo, ante la pérdida de un puesto de trabajo, la persona puede esperar que el otro le apoye y comprenda, pero si en lugar de eso recibe reproches y críticas puede comenzar a albergar dudas sobre la relación.

Cuando los problemas, ya sean graves o pequeños, no se resuelven o se solucionan, pero no colman las expectativas de uno de los miembros de la pareja, este suele alimentar dudas sobre el nivel de compromiso de la otra persona y la intensidad o veracidad de los sentimientos que le profesa.

Sin embargo, el hecho de que la otra persona no haya sabido colmar tus expectativas no significa que no te ame o que no esté implicada en la relación. La tensión, la falta de experiencia o simplemente la confusión pueden haberle jugado una mala pasada. En ese caso, si no hablas con tu pareja de esa insatisfacción y no buscas sus causas, esta puede continuar creciendo hasta que las dudas conduzcan a la separación.

  • Cambios en los deseos, necesidades y/o aspiraciones. Hay ocasiones en que las dudas aparecen sin que hayan existido problemas previos especialmente graves. De hecho, las dudas sobre la relación no solo aparecen en las parejas más recientes, sino incluso en aquellas que ya llevan algunos años juntas.

crisis matrimonio

Al profundizar en estos casos, es frecuente encontrar que el origen de las dudas se halla en un cambio en los deseos, necesidades y/o expectativas de sus miembros. A lo largo del tiempo, las personas cambian, muchas veces sin darse cuenta, hasta que llega un punto en el cual, si la relación no ha sabido adaptarse a estas transformaciones, deja de ser satisfactoria.

Entonces surgen las dudas, sobre todo al mirar el futuro y darse cuenta de que el camino por el cual transcurre la relación no es el más satisfactorio. En este punto, la persona se cuestiona si la relación tiene sentido o si vale la pena salvarla.

  • Miedo al futuro. Hay veces en que las dudas sobre la pareja son la expresión de un miedo personal que no se reconoce inmediatamente, sino que se canaliza a través de una incertidumbre de carácter difuso sobre el futuro de la relación.

Por ejemplo, una persona con miedo al compromiso puede comenzar a sentir dudas a medida que avanza la relación. El miedo al fracaso, quizá por una experiencia anterior fallida, también puede generar inseguridad y dudas. No obstante, existen muchas otras razones, como el temor a entregarse y no ser plenamente correspondido, el miedo a desilusionar al otro o incluso a no saber cómo mantener un hogar.

Cuando la persona no reconoce que las dudas están generadas por sus propios miedos e inseguridades, puede proyectarlas sobre el otro y si no logra exorcizarlas, estas llegan a boicotear la relación de pareja y termina dañándola.

  • TOC de amores. Existe un tipo de trastorno obsesivo poco conocido, el TOC de amores, que puede ser el causante de las dudas en la pareja. Las personas que sufren un TOC de amores están obsesionadas con el hecho de  no saber si quieren a su pareja. Cualquier estímulo, como una canción o una película, puede desencadenar la obsesión al comparar a su pareja o lo que sienten con la idea idealizada de lo que debería ser una relación de pareja o lo que ellos deberían sentir.

Tres claves indispensables para superar una crisis matrimonial

Hay un punto en el que los matrimonios y las parejas se preguntan si realmente vale la pena continuar o si es mejor ponerle punto final a la relación. Sin embargo, es importante tener presente que en momentos de crisis solemos estar muy alterados, por lo que no es fácil tomar una buena decisión. Por eso es importante valorar con detenimiento la decisión y, si es necesario, recurrir a un terapeuta que te pueda ayudar a vislumbrar con más claridad el futuro.

superar crisis matrimonial


En sentido general, para superar una crisis de pareja es necesario que exista:

  1. El amor no es una varita mágica y no puede borrar de un plumazo los errores cometidos y los sinsabores, pero es la base de toda relación de pareja. Cuando las dos personas continúan queriéndose, se sienten atraídas y se aman, existen grandes probabilidades de que puedan superar una crisis matrimonial, ya que estarán dispuestas a hacer más sacrificios mutuos. Por eso, es importante profundizar en los motivos que mantienen a flote la relación: ¿estáis juntos solo por los hijos, por mera rutina, porque existe una dependencia emocional o económica o porque realmente os amáis? Desgraciadamente, no siempre es fácil deslindar el amor de otros sentimientos, como el cariño, la amistad o la compasión.
  2. Para superar una crisis matrimonial es imprescindible que exista un compromiso con el cambio. Los problemas en la pareja son cosa de dos. por lo que, cuando solo uno carga sobre sí el peso de la relación, lo más usual es que termine agobiado y desilusionado. Por eso, es fundamental que ambas personas se comprometan con la relación y estén dispuestos a luchar para salvarla, que ambos mantengan objetivos e intereses comunes. Pregúntate: ¿continuáis mirando en la misma dirección? ¿os interesa mantener el compromiso que representa esa relación? ¿confiáis el uno en el otro?
  3. Las crisis siempre implican un cambio, por lo que es fundamental que ambas personas sean lo suficientemente flexibles como para aceptar que las transformaciones son necesarias. Cuando uno de los dos se anquilosa y se mantiene atado a viejas pautas de comportamiento, es prácticamente imposible superar la crisis matrimonial. Pregúntate: ¿hasta qué punto estaríais dispuestos a cambiar para salvar la relación? ¿cuánto estarías dispuesto a sacrificar por la otra persona? ¿te sentirías cómodo con esos cambios?
  4.  A veces, la crisis matrimonial llega a un punto insostenible, sobre todo cuando hemos dejado pasar el tiempo sin tomar medidas. Otras veces, aunque hemos puesto de nuestra parte, no conseguimos solucionar la situación.  En estos momentos, la ayuda profesional de un terapeuta de pareja es fundamental.

 

RECIBE NUEVOS ARTÍCULOS EN TU EMAIL

Si te ha gustado nuestro Blog puedes recibir cómodamente en tu correo nuestros nuevos artículos, llenos de ideas y recursos para sentirte bien.

Acepto la política de privacidad

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *
Tu dirección de correo electrónico no será publicado
PUBLICAR COMENTARIO

26 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Eduardo

Eduardo

Hola me llamo Eduardo quisiera un apoyo e consejo de personas profesionales al tema de matrimonio, soy un hombre casado ya hace 10 años con dos hermosas niñas de 6 y 5 años de edad q son el fruto de este matrimonio, por una fuerte situación de mi parte siento que mi esposa no desea corresponderme o si llegamos al momentos ya no es lo mismo de antes.
Hemos pasado por situación de descontento ya que en nuestro matrimonio han querido intervenir tercera personas y eso a causado disgustos, discusión e peleas entre ambos, a medida q atravesamos por eso suelo sacar a flote las interacciones de las tercera personas ya q es familia de ella y a la vez siento que yo no cuento con el apoyo de mi esposa como quisiera que fuera como antes.
A mí esposa la amo con mi vida, pero a veces suelo conversar con ella y me atrevo a decirle que lo mejor es separarnos pero a la vez me siento muy mal cuando digo esas cosas de culminar el matrimonio. Cómo toda persona acepto que tengo mi caracte, pero tambien reconozco mis errores cuando debo pero es algo q ella no hace y es orgullosa no es de pedir disculpa o reconocer lo de ella. Muchas gracias por su ayuda, q dios los bendiga

27 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola Eduardo, en vuestro caso, por lo que comentas, el consejo que te puedo dar es que consultéis con un terapeuta de pareja, la situación que describes, por lo que he entendido, no considero que sea cuestión de algunos consejos sino que requiere hacer una evaluación más detallada para poder intervenir posteriormente. Por tanto, si ambos apostáis por la relación, te animo a que valoréis la opción de hacer una terapia de pareja. Saludos.

22 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Carolina

Carolina

Hola me siento apenada al contar mi situación. Tengo 10 años con mi pareja no tenemos hijos en común pero él si tiene dos de matrimonio anterior. El problema es que yo le reclamo que no tenemos tiempo para disfrutar juntos y solos porque siempre él tiene a sus hijos con nosotros, vacaciones, fines de semana, cumpleaños, fiestas etc. Siempre están con nosotros. Yo le pido que disfrutemos un fin de semana solos o unas vacaciones solos los dos pero me dice que él no puede dejar de ver a sus hijos. Entiendo que el amor de padre está por encima pero siento de mi parte que ya no aguanto más vivir así. Yo no tengo hijos y quisiera disfrutar al máximo mi relación con mi pareja, cosa que he visto imposible. Hace poco le pedí que nos separaramos ya que veo que nuestra relación a pesar que todavía hay amor estamos estancados por esta situación difícil para mí porque él no se pone en mi lugar y dice que me molestan sus hijos. No es así solo quiero tiempo solos como pareja

25 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola Carolina, entiendo tu petición y es coherente, pues no le pones en un lugar en el que tenga que elegir entre sus hijos y tú. Ahora bien, si él no lo ve así, comprendo que esto os lleve a estar estancados como dices. Si no hay forma de que se ponga en tu lugar, como última opción previa a la separación, podéis probar con una terapia de pareja, valorad esta posibilidad. Un saludo.

19 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Maria

Maria

Hola mi nombre es maria estoy pasando una crisis tengo dos años de vivir con mi pareja pero.. Estamos en una etapa donde a el todo le molesta x todo discutimos. Si reviso su villetera si tomo su celular todo le molesta y el es una persona que cuando se enoja dice palabras hirientes y nunka es capas de reconoser sus herrores ni pedir una disculpa no se qué aser me ciento frutrda aveses pero lo amo y no quiero qué mi. La relacion se rrompa

22 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola María, pues teniendo en cuenta la situación en la que os encontráis como pareja, sería recomendable que consultéis pronto con un terapeuta de pareja, antes de que esta crisis que refieres vaya a más y acabe deteriorando la relación. Un saludo.

10 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre David Misael

David Misael

Hola estoy pasando por una crisis matrimonial. Parece estuvieramos hartos de todo pero en realidad a la hora de tomar la decisión de separarnos no podemos porque nos damos cuenta de que en realidad nos hacemos falta. Sin embargo discutimos por todo hasta lo más mínimo

14 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola David, pues en esta situación te recomiendo que hagáis una terapia de pareja para que os orienten y os ayuden, cuanto antes sea mejor, también para evitar que la pareja se siga deteriorando. Un saludo.

09 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Sara

Sara

Hola,mi historia es co
Pleja llevo 18 años con mi marido,yo sé que tengo carácter ...pero es una persona muy mentirosa...eh tenido q pedir muchos créditos (con ayuda de mis padres)para cosas solo suyas...ha habido muchos reproches...viajes por trabajo a México q descubrí era mentira...si q iba a México pero con un amigo me juro q no hizo nada ... Y mil cosas siempre el móvil...solo me da un beso cuando quiere tema o en mi cumple nada más...y le pille unos mensajes con una ex a los que niega que haya nada y me trata de loca como reñimos le dije q se fuera pero al rato le mandé volver...y no lo hizo. Leva a si 4meses....le perdonó todo pero tb muchas veces me enfado por q dice q volverá y que lo primero es arreglar lo nuestro...pero no viene y se que está en una casa cerca de su ex....aunq dice q ella no es nada comparada conmigo...pero qesta agobiado y en casa pues tiene miedo a los reproches y riñas y no está dispuesto por esa parte...le digo q así está hacie do que haya más reproches ....pero no termina de venir...ayer lo iba hacer y siempre saca escusas ...que si trabajo...que si viajes...y a las niñas casi ni las ve .

11 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola Sara, pues efectivamente la situación es un tanto compleja, tanto por su parte como por la tuya, así que si os planteáis seguir juntos (así me ha parecido entenderlo) te recomiendo que consultéis con un terapeuta de pareja, que os oriente y os ayude a hacer los cambios que sean necesarios para mejorar vuestra relación. Saludos.