- Elegidos por "Psicología y Mente" como el mejor centro de psicología de Madrid y el segundo mejor de España -

Escucha gratis nuestro audio de relajación

BLOG DE PSICOLOGÍA

Psicología y Felicidad va dirigido a todos aquellos que prefieren crecer a envejecer.
Un blog práctico donde quiero ofrecerte información, recursos y estrategias para ser más feliz,
que al final es de lo que se trata ¿no?

Mitomanía: La mentira como forma de vida

Alexander Pope, un poeta británico, dijo que “el que dice una mentira no se da cuenta del trabajo que emprende, pues tiene que inventar otras mil para sostener la primera”.

Sin embargo, hay personas que caen en la tela de araña de la mitomanía y hacen de la mentira su forma de vida, se convierten en mentirosos compulsivos.

¿En qué se diferencian las mentiras esporádicas de la mitomanía?

 La mentira no nos resulta ajena, recurrimos a ella desde la infancia e incluso siendo adultos. Un estudio realizado en la Universidad de Massachusetts reveló que el 60% de las personas mienten al menos una vez durante una conversación de diez minutos, caen en lo que se conoce como “mentiras esporádicas”.

sufrir mitomania

Sin embargo, detrás de la costumbre de mentir compulsivamente no siempre se esconde el deseo de obtener algo o evitar un castigoel mitómano suele mentir sin tener un motivo válido, por compulsión. Esa tendencia a mentir compulsivamente puede colocarle en situaciones ridículas o llevarle a inventar historias insostenibles. De hecho, aunque el mitómano sepa que lo han descubierto, puede seguir mintiendo y complicar aún más su narración.

Para el mitómano, mentir se convierte en un hábito, es su forma de relacionarse. Esta persona no solo siente la necesidad de mentir en las situaciones que están en su contra para evitar las consecuencias sino también en los pequeños detalles, aunque no gane nada con ello. Quien padece mitomanía puede sentirse raro diciendo la verdad pero se siente cómodo mintiendo.

El problema es que cuando faltar a la verdad se convierte en un hábito y se cae en la mentira patológica, el mitómano tendrá que enfrentarse a diferentes dificultades debido a que pierde la confianza de los demás. Un mentiroso patológico puede llegar a perder su trabajo, tener problemas familiares, romper con su pareja y sufrir aislamiento social.

Las raices de la mentira patológica se remontan a la infancia

La personalidad del mentiroso compulsivo se manifiesta en la juventud o la adultez, pero la tendencia a mentir comienza a apreciarse desde la infancia. Antes de los tres años no se puede hablar de mentiras en el sentido más estricto del término, ya que los niños no son capaces de distinguir claramente la realidad de la fantasía, pero más adelante, su pródiga imaginación les insta a falsear la realidad. 

La tendencia a mentir compulsivamente puede afianzarse como resultado de los castigos recibidos en la infancia. Por eso, una manera para evitar que las mentiras evolutivas den paso a la mitomanía consiste en no castigar a los niños cuando dicen pequeñas mentiras que nacen de su imaginación y/o forman parte de su estadio evolutivo. En vez de reforzar un comportamiento negativo, es mejor explicarle las diferencias entre realidad y fantasía y promover valores como la honestidad y la responsabilidad.

En otros casos, la mentira patológica es el resultado de la tendencia a eludir las responsabilidades. Si los padres permiten que el niño falte a la verdad para evitar las consecuencias de sus acciones y le eche siempre la culpa a un amigo imaginario o al hermano más pequeño, por ejemplo, las mentiras pueden terminar convirtiéndose en un hábito.

¿Qué sucede en el cerebro mitómano?

Las mentiras pueden brindar cierto grado de placer al mitómano. Saber que cada mentira implica un nivel de riesgo genera una descarga de adrenalina que actúa a nivel cerebral como recompensa y fortalece la respuesta mitómana, cerrando así un círculo vicioso.

Otra teoría apunta a que los mitómanos podrían tener una amígdala menos reactiva ante los comportamientos deshonestos. Investigadores del University College de Londres descubrieron que cuando mentimos por primera vez para ganar algo, se produce una gran activación de la amígdala, la cual se encarga de producir sentimientos negativos que nos hacen sentir mal y limitan el alcance de la mentira. Sin embargo, a medida que seguimos mintiendo, esa activación va decreciendo.

Recientemente neurocientíficos de la Universidad de California del Sur también hallaron que el cerebro de los mentirosos compulsivos es ligeramente diferente de quienes suelen decir la verdad: tiene hasta un 26% más de sustancia blanca en la corteza prefrontal.

La sustancia blanca interviene en la transmisión de información, por lo que estos investigadores consideran que un mayor volumen implicaría una mayor capacidad cognitiva para procesar las mentiras y manipular. De hecho, en algunos casos las historias que cuentan los mitómanos están muy bien hilvanadas y resultan creíbles ya que contienen un gran nivel de detalles, lo que denota que la persona ha estado procesando cuidadosamente esa información.

¿Por qué mentimos?

La mentira suele ser una estrategia para eludir la realidad y, por consiguiente, la responsabilidad de afrontar las consecuencias de determinados actos o situaciones.

Diferentes trastornos psicológicos están vinculados con la mentira, ya que se trata de una forma de evitación, sobre todo en el caso de las adicciones, cuando la persona no desea reconocer su problema o pierde el control y recurre a la mentira para mantener su patrón adictivo. De hecho, se estima que el 92% de los pacientes mienten sobre el consumo de sustancias, el 25% sobre su consumo de alcohol y el 58% sobre su adicción al juego.

con la vida que llevan y acaban inventándose una diferente que les hace sentir mejor. Lo usual es que el mitómano construya un nuevo recuerdo para cubrir una realidad desagradable, que reemplaza con una historia mejor.

La verdad también se suele falsear para obtener alguna ventaja, aunque no siempre se trata de un beneficio material, sino más bien a nivel emocional. Con sus mentiras el mitómano consigue la aprobación, el respeto y/o el afecto que necesita. Por eso, en muchos casos las mentiras patológicas esconden un deseo de llamar la atención, que se logra creando un personaje falso que la persona va enriqueciendo con mentiras.

El tratamiento de la mitomanía

En la base de la mentira patológica se esconde una baja autoestima, la persona cree que si se muestra tal cual es, no será aceptada. Los mitómanos suelen tener una personalidad insegura, por lo que a menudo sus mentiras no son más que una imitación o un plagio de las ideas, pensamientos o experiencias de los demás, generalmente de personas que admiran. Los mentirosos patológicos también suelen carecer de habilidades sociales, por lo que intentan suplirlas recurriendo a las mentiras, para parecer más interesantes y competentes ante quienes les rodean.

ser mitómano

Por eso, el tratamiento de la mitomanía pasa por fortalecer la autoestimamejorar las habilidades sociales y de resolución de conflictos y lograr que la persona se sienta satisfecha con su realidad y consigo misma, para que no experimente continuamente la necesidad de utilizar la mentira patológica para disfrazar su mundo.

RECIBE NUEVOS ARTÍCULOS EN TU EMAIL

Si te ha gustado nuestro Blog puedes recibir cómodamente en tu correo nuestros nuevos artículos, llenos de ideas y recursos para sentirte bien.

Acepto la política de privacidad

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *
Tu dirección de correo electrónico no será publicado
PUBLICAR COMENTARIO

20 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Daniela

Daniela

El padre de mi hija es mitomano años con manipulación psivoologica mi fuerza gue tener a mi hija y haber trabajado en mi autoestima logra herirla siempre el tema es que quiero cuidar de mi hija porque el sigue igual y peor desde que lo deje esto ha sido un tema personal miente tanto que estubo un Año haciendo diversas denuncias (falacias) en contra de mi y tiene la custodia Tenporal de nuestra hija ya no se como manejarlo porque es muy creible se sienta a inventar cada historia cuando vamos al juez y suena mas que convincente ya que en su cabeza eso es real pero yo ya estoy desanimada ya que pense que iba a cambiar la situación y manipula a nuestra hija diciendole que el se va a poner mal si ella pide vivir conmigo Algun Consejo? Yo no quiero lastimarla la cubri mucho tiempo inventando escusas cuando no iba a verla que el estaba trabajando lo cual era mentira pero no queria romper su corazón ni que vea lo que es el

25 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola Daniela, después de leer tu comentario no me ha quedada muy clara tu situación ni tu duda. Por lo que entiendo, es un tema delicado, sobre todo cuando hay hijos por medio. Lo que te diría es que si te preocupa cómo puede estar tu hija, lo mejor es que hables con ella, le preguntes cómo está y si necesita algo. Por otra parte, comentas que para no lastimarla has inventado excusas, ante esto, te planteo que valores si hay otra forma de protegerla, que sea alternativa, pues al final es más de lo mismo y puede no ser la mejor opción para ella. Un saludo.

17 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Maria

Maria

Va a hacer 6 años que conocí al hombre de mi vida. Cariñoso, educado, buenos modales, culto, cercano, fiable, de fácil complicidad. Nos enamoramos perdidamente. El era viudo y vivía en Madrid con una hija adolescente,la cual presentaba serios problemas ya que se autolesionaba. Parece que llegó a visitar unos cuantos psicoterapeutas.
Nuestra relación iba viento en popa y empezó a quedarse en mi casa, yo vivía sola en San Sebastián y él debía de coger todas las mañanas un vuelo para ir a trabajar a Madrid, con las mismas volvía a mi casa en el vuelo de la tarde. Su hija estaba con una señora de servicio y no quería compartir a su padre con nadie dado lo cual yo no podía ni conocerla y mucho menos ir a su casa así pasaba el tiempo y el gran problema era su hija que había salido prácticamente ilesa del accidente que tuvieron y en el que murió su madre.
Yo Le presenté a todos mis amigos, familia, compañeros de trabajo, vecinos... no había uno que no adorase a esta persona. Encantador, don de gentes, además viajaba mucho al extranjero porque era ingeniero industrial y tenía diversos proyectos en distintos países y continentes. Mi familia se prendó literalmente de este ser que además físicamente hacíamos una pareja perfecta. Asi fue trancurriendo un año y yo,ante la negativa de no poder conocer su entorno decidí dejar la relación. A los dos días me mandan los médicos del hospital un una foto, eran conocidos suyos, inconsciente, con el suero y con un informe explicando lo mal que estaba. Me decían que sería conveniente que hablásemos los dos y aclarar la situación. A los pocos días se vuelve a presentar en mi casa y todo continuó exactamente igual. Esto volvió a pasar otra vez más, es decir, en el momento que yo quería cortar la relación.
Un día llegó a casa como siempre y venía escandalizado porque había recibido unos cuantos SMS insultantes y amonimos hacia mi persona, muy soeces y estaba totalmente escandalizado, yo me puse muy nervios porque sucedia casI todos los dias y yo estaba totamente aterrorizada porque esa persona me vigilaba y sabía todos los pasos que yo daba. Fuimos a un par de abogados para intentar canalizar el tema a través de una denuncia porque yo no vivía con aquellos terribles y amenazantes mensajes,
Nuestra relación continuaba pero yo iba viendo muchas incoherencias, opté por contratar un investigador y al cabo de algún tiempo me dio los resultados . La reacción fue una pérdida de conocimiento por mi parte. No vivía en Madrid sino en Las Arenas, con su esposa y su hija. No viajaba a ningún sitio. Cuando estaba con su esposa viajaba para mí y viceversa. De hecho cuando le investigaron,para mi estaba en Thailandia pero le fotografiaron en casa con su familia.
Los mensajes los mandaba él y además me hackeó el móvil+ordenador y me enviaba por correo documentacion de los mismos. Cuando intentaba dejarle me chantajeaba haciéndome ver que estaba en el hospital y los informes delos médicos me los enviaba él mismo
Le cogí un día y llamándole de todas las palabrotas habidas y por haber se lo dije todo. Se fue y me dejó con la palabra en la boca.
Aquí no terminó la historia vino a pedirnos perdón a mi familia y a mí, se tiraba literalmente al suelo llorando pidiendo perdón que me quería y se iba a divorciar de de mujer. Se separó de ella pero las mentiras patológicas forman parte de su vida..es un enfermo, hemos ido a tres psicólogos y los engaña a todos. Lo he echado de mi casa tres veces, además no corre con la mitad de los gastos. Gratis siempre porque no tiene dinero, eso dice.
Debo confesar que la mayor incongruencia y que me da vergüenza confesar es que sigo enamorada de él aunque yo no sé lo he dicho.me he limitado a echarlo de casa Siendo una de las cosas más difíciles que he tenido que hacer por mi propia dignidad, por amor propio y al can de un tiempo volvió a presentarse con el objetivo de reconquistarme y carece de vergüenza al presentarse delante de mi familia con toda naturalidad. Se presentó a pasar las Navidades con nosotros pq no tiene a nadie. Le tuvieron que operar de un cáncer y me pidió ayuda porque estaba solo y yo atendí, cuidé y paso todo el postoperatorio en mi casa sin abonar un euro.
En navidad empezó a salir con una chica de Madrid me lo niega todo. Su vida está fundamentada en la mentira a unos niveles iimpresionantes. La chica con la que salle es buena gente pq las elige bien yes un seductor nato con varias personalidades pero que solo muestra la que tiene planificada porque tiene que sentirse admirado y aceptado.l problema es Su autestima, por los suelos. Cusndo era muy niño su madre lo abandonó en un orfanato junto con su hermano y ls dos son perSonas comflctivas. Su hermano es muy violento y él que tambiem es agresivo cuamdo se le desenmascara de niño no le gustaBa la vida que tenia y se inventó otra a su medida. Casas de 200m2 en el centro de mMadrid con Dos chachas , se inventó otro hermano al que describía exhaustivamente, abogado del estado y su familia y TODO mentira.
Estoy pensando en communicarle a la chica con la que sale el”angelito “que se ha llevado y nunca mejor dicho por qué pone cara de angelito para engañar a todo e mundo.
He resumido la historia muchisiimo.
Porque tiene episodios dantescos: el día que salí con una amiga se tomó 25 pastillas, estuvo varios días en el hospital hasta que le limpiaron toda la sangre y luego se escapó del hospital porque ningún médico le quería dar el alta
Hoy es el día que me sigue mintiendo como un bellaco pero realmente no ha dejado de hacerlo desde el minuto 0

17 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola María, gracias por compartirlo, por lo que entiendo ya has puesto distancia y aunque aun tengas sentimientos por él, dada la situación que describes, entiendo que lo hicieras para protegerte emocionalmente, así que mucho ánimo y adelante. Un saludo.

16 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Hanna

Hanna

Hola, mi amiga es realmente buena para mentir. Una vez inventó una historia y la mantuvo por mucho tiempo y le creímos siempre inventa cosas super increíbles de su vida pero resultan siendo mentiras, se molesta si no es el centro de atención entre mi otra amiga y yo, y se aísla. Ya no le creo nada, no quiero lastimar la por algo que de pronto le diga quisiera saber como pierdo tratar a una pierna así? Y como podría ayudarle. Gracias

17 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola Hanna, pues en estos casos, como idea general, puede servir expresarle cómo te sientes cada vez que emite estas conductas que describes y cómo puede afectar a vuestra relación de amistad. De esta forma también puede que ella tome conciencia y esto sería una forma de ayudarle. Espero que te sirva. Un saludo.

14 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Fredy

Fredy

Hola buenas tardes; mi hijo tiene 14 años y durante los últimos 3 años hemos batallado con el, por qué es muy mentiroso lo descubrimos en sus mentiras con pruebas y aún así lo sigue negando,seguido platicamos con el acerca de su problema y otras cosas, días después todo parece que si entiende pero vuelve a lo mismo.
Realmente no sabemos ya de que manera hablar con el por qué aparte nos agarra cosas de nuestra recámara y no sé si sea cleptomanía o mitomanía.pueden darme una orientacion, se los agradecería infinitamente.
Muchas gracias

14 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola Fredy, pues en esta situación que refieres, te recomiendo que lo consultéis de forma personalizada, con un psicólogo experto en adolescentes, para que os oriente. Si hablar con él no ha sido suficiente, posiblemente sea necesario hacer una intervención más profunda y guiada por un profesional, pero antes hay que valorar el caso. Un saludo.

03 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Estefanía

Estefanía

Llevo una relación desde 2016 (cortando y volviendo) con alguien que me ha mentido cientos de veces y aun con pruebas en mis manos me niega las cosas .
Que hago ? Ahora dice que me ama y no me se si quiere perder, como se si al menos sus sentimientos son reales?
Ya no se que hacer .

11 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola Estefanía, pues teniendo en cuenta lo que comentas y con estos antecedentes, siento no poder decirte de qué forma puedes tener certeza en lo que te diga. Lo que si te digo, es que si no se tratan de episodios de mentiras puntuales y parece algo más patológico, sería conveniente que se pusiera en tratamiento psicológico y cuanto antes lo haga mejor. Un saludo.