- Elegidos por "Psicología y Mente" como el mejor centro de psicología de Madrid y el segundo mejor de España -

Escucha gratis nuestro audio de relajación

BLOG DE PSICOLOGÍA

Psicología y Felicidad va dirigido a todos aquellos que prefieren crecer a envejecer.
Un blog práctico donde quiero ofrecerte información, recursos y estrategias para ser más feliz,
que al final es de lo que se trata ¿no?

El poder sanador del vínculo entre psicoterapeuta y paciente

vínculo entre psicoterapeuta y paciente

Las tres características que todo psicoterapeuta debería tener a la hora de relacionarse con un paciente son empatía, aceptación incondicional y autenticidad. Más allá de las técnicas psicológicas que se apliquen y del método que se siga, la psicoterapia siempre implica una relación profunda con otra persona, un vínculo que tiene un poder sanador en sí mismo.

De hecho, a lo largo de los últimos años se han realizado numerosos estudios cuyo objetivo era evaluar la eficacia de los diferentes enfoques psicoterapéuticos y la mayoría de ellos han llegado a la conclusión de que gran parte del poder sanador de la psicoterapia radica en el vínculo que el psicólogo establece con el paciente.

En realidad, este resultado no es sorprendente, ya que la psicoterapia es, básicamente, un proceso en el cual el psicoterapeuta acompaña a la persona a lo largo de un camino que le lleva a solucionar sus conflictos y desarrollar la autonomía emocional. Cuando no se establece un vínculo adecuado, la persona se sentirá insegura y el psicoterapeuta (y por lo tanto  también el paciente) no podrá avanzar en la terapia. Al contrario, cuando se establece un vínculo sano que potencia la sensación de seguridad, el paciente se sentirá aceptado, confiará en el psicoterapeuta y bajará las barreras defensivas.

Más allá de la empatía: La sintonía

Las personas experimentamos una necesidad natural de relacionarnos con los demás porque a través de estas interacciones nos construimos, adquirimos determinadas habilidades y desarrollamos la imagen que tenemos de nosotros mismos. Mediante estas relaciones establecemos vínculos afectivos, pero hay ocasiones en que esos lazos no nos satisfacen, sino que generan sentimientos de malestar y frustración. En esos casos, mientras peor sea la calidad de nuestras relaciones, más necesidad de afecto tendremos; lo cual nos sumerge en un círculo vicioso muy dañino que puede conducirnos a la dependencia emocional.

El vínculo que se establece con el terapeuta rompe este círculo vicioso porque proporciona la cantidad de protección, confianza y seguridad necesarios como para que la persona desarrolle su autonomía emocional. Este vínculo se va consolidando en cada sesión y se basa en la confianza mutua. No obstante, para lograr este tipo de relación es imprescindible que el terapeuta sea capaz de sintonizar con la persona.

qué es las sintonía

La sintonía implica la existencia de la empatía, pero va un paso más allá. De hecho, la capacidad de identificarse con las necesidades y sentimientos del paciente no es suficiente en la psicoterapia, es necesario que el psicoterapeuta o psicólogo sea capaz de comunicar esa empatía, no solo a través de las palabras sino también mediante su lenguaje no verbal. Solo entonces tiene lugar la sintonía, que no es más que la capacidad de unirse plenamente con el paciente durante el tiempo que dure la terapia psicológica.

Cuando la sintonía se consolida, la persona puede llegar a conectar con algunas partes de sí que daba por desaparecidas o que no expresaba por miedo al rechazo. Una vez que el paciente se siente seguro y confía plenamente en el psicoterapeuta, elimina las defensas y logra ventilar emociones y/o experiencias que son importantes para el proceso de sanación.

¿Cómo se crea un vínculo sanador entre psicoterapeuta y paciente?

Cada persona demanda un tipo de interacción diferente, por lo que el secreto para establecer una relación que conduzca a la resolución del problema radica en saber adaptarse a las necesidades del paciente. No obstante, en sentido general, el psicoterapeuta debe ser capaz de validar las experiencias, pensamientos y emociones de la persona, haciéndole sentir que es plenamente aceptado.

El psicoterapeuta no asume el rol del juez, sino que debe figurar como un acompañante incondicional. Cuando la persona se siente aceptada, no solo comienza a conectar con el terapeuta, sino que empieza a aceptar esos deseos, necesidades y/o problemas que antes negaba. En este punto comienza la verdadera resolución del conflicto.

Obviamente, el psicólogo o psicoterapeuta no se limita a ser empático y sintonizar con el paciente, al ser alguien ajeno a la problemática, aporta una visión más objetiva. Por tanto, el psicoterapeuta no solo conecta emocionalmente con la persona sino que, a la misma vez, mantiene la distancia necesaria para poder ayudarle. Siente empatía y comprende sus emociones, pero aún así, no permite que estas le embarguen, por lo que puede reaccionar de una manera más adaptativa e indicarle la vía más adecuada para resolver sus problemas.

La psicoterapia como experiencia emocional correctiva

Nuestros afectos y nuestra vida emocional se van construyendo a través de las relaciones con los demás. Nuestra autoestima se asienta en la estima que nos han mostrado las personas con las que nos hemos vinculado, y nuestra seguridad en la protección que nos han proporcionado. Si en nuestra infancia hemos tenido algún déficit en este sentido probablemente arrastremos esas carencias de adultos.

experiencia emocional correctiva

La psicoterapia constituye una segunda oportunidad de establecer un vínculo sano con una persona de referencia en nuestra vida, supone por lo tanto una oportunidad de aprender a valorarnos y a sentirnos seguros en el mundo. A través del vínculo con nuestro psicoterapeuta sanamos de alguna forma los vínculos que no se han establecido de manera adecuada en el pasado.

El vínculo entre psicoterapeuta y paciente, constituye por lo tanto, una experiencia emocional correctiva, tal y cómo propuso Alexander, es decir, “una forma de estar con el otro” que es en sí misma reparadora a nivel emocional

 

RECIBE NUEVOS ARTÍCULOS EN TU EMAIL

Si te ha gustado nuestro Blog puedes recibir cómodamente en tu correo nuestros nuevos artículos, llenos de ideas y recursos para sentirte bien.

Acepto la política de privacidad

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *
Tu dirección de correo electrónico no será publicado
PUBLICAR COMENTARIO

30 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Karim

Karim

Hola! Muy interesante su artículo.
Quisiera comentarles esto porque no encuentro mucho al respecto por la red. Es normal cuando se siente que la terapia es lo único de su vida? Llevo año y medio aprox con mi psicólogo y hasta el momento había habido cosas en mi vida, normal, llegó un punto en el que todo se desmoronó y ahora estoy vacía, eso mi psicólogo naturalmente lo sabe. Pero yo cuando pienso en que sería de mi sin mi hora a la semana con mi terapeuta, siento que bueno... Que caería en un pozo prácticamente, cosa que veo posible por el Covid.. es normal llegar a este grado de dependencia? Tal vez ni debería pensar en ello. Y me avergüenza comentarle a el eso. Aunque seguro lo sabe... Ya que sabe que no tengo nada en mi vida.

07 de abril de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Gracias por compartirlo aquí Karim, situaciones parecidas a la que describes son motivos de consulta que llevan a solicitar ayuda profesional. Entiendo que si por el momento no tienes otros puntos de apoyo te sientas así, pero precisamente la psicoterapia está para resolver esto. Por último, compartir esto con tu psicólogo tal vez te ayude, aunque lo sepa cómo dices. Un saludo y mucho ánimo.

29 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Arturo Archs pretel

Arturo Archs pretel

No estoy del todo de acuerdo pues a mi parecer el paciente debería saber algo más de su psicóloga clínica para poder abrirse más,hay sicologos que opinan como yo, gracias por su atención

07 de abril de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola Arturo, entiendo que haya otras visiones al respecto pues la psicología no es una ciencia exacta. El psicólogo/a está al servicio del paciente y el vínculo se va construyendo en cada sesión, para lo cual, no es necesario que el profesional hable de sí mismo para generar confianza, además de que la terapia está centrada en el paciente y por tanto es el protagonista. Gracias por dejar aquí tu opinión al respecto. Un saludo.

20 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Michelle

Michelle

En mi caso ocurrió algo... Mi psicólogo se volvió más dulce conmigo. No de una forma tan notoria, pero yo soy observadora, me sonríe más al saludar, hizo una broma y mencionó que era para hacerme reír, y hemos tenido uno que otro choque de miradas al terminar o antes de comenzar las sesiones. No sé si yo me lo imagino por el obvio cariño que le tengo. O si es normal. Les digo, es muy sutil, casi imperceptible. Me gustaría una opinión...

25 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola Michelle, ante esto que comentas, te planteo que observes cómo te sientes y si tienes la necesidad de despejar alguna duda, entonces te animo a comentarlo con él. Es normal que la relación terapéutica no sea igual en la primera sesión que cuando el proceso está más avanzado, pues es dinámica y evoluciona con el tiempo. Por tanto, como decía, prueba a compartirlo si lo consideras necesario y bueno para ti, pues darte permiso para hacerlo es sanador para ti además de que puede reforzar el vínculo con tu terapeuta. Espero que te sirva. Un saludo.

12 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Jen..

Jen..

Quisiera saber porque de un momento a otro mi terapeuta cambio su actitud de gentil y amable a fría y distante, tiene que ver con alguna técnica? O simplemente no conectamos como paciente y terapeuta. Gracias

17 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola Jen , pues siento no poder explicarte a qué se debe su cambio, pero poder hablar de ello es parte de la relación terapéutica establecida y cuanto antes lo hagas será mejor para vuestro vínculo y para la terapia. Un saludo.

08 de mayo de 2019

Icono Letras Nombre Laura

Laura

Fui a un psicólogo en un momento de mi vida que estaba muy mal y totalmente vulnerable. El terapeuta que me atendió, en un momento dado tuvo que dejar de atenderme porque dejó de trabajar en ese centro. En ese momento dejó de ser mi terapeuta en persona pero seguíamos hablando por correo electrónico. Llegó un día que me dió su número personal de móvil y me incitó a quedar en persona. En poco tiempo y en mi estado de vulnerabilidad consiguió acostarse conmigo y mantener una relación en la que me ha destrozado mucho más de que lo ya estaba cuando acudí a el.
Que puedo hacer?
A dónde me tengo que dirigir?
Esto se puede denunciar para que no le vuelva a ocurrir a nadie?
Esto me ha pasado en España, no se si en todos los países va igual.
Un saludo.

23 de mayo de 2019

Icono Letras Nombre Rebeca Quevedo

Rebeca Quevedo

Hola Laura, gracias por compartir aquí tu experiencia, siento lo sucedido, en este caso lo que puedes hacer es dirigirte al Colegio Oficial de Psicólogos escribiendo un correo electrónico a esta dirección: [email protected] y planteando tu situación, así podrán asesorarte al respecto. Si directamente quisieras hacer una denuncia deontológica por mala praxis, entonces tendría que ser por correo postal certificado o en persona en el mismo colegio, en Madrid, para que la comisión deontológica pueda valorarlo. Si lo necesitas puedes buscar en internet la dirección en COP Madrid. Espero que te sirva de ayuda. Ánimo y un saludo.