- Elegidos por "Psicología y Mente" como el mejor centro de psicología de Madrid y el segundo mejor de España -

Escucha gratis nuestro audio de relajación

BLOG DE PSICOLOGÍA

Psicología y Felicidad va dirigido a todos aquellos que prefieren crecer a envejecer.
Un blog práctico donde quiero ofrecerte información, recursos y estrategias para ser más feliz,
que al final es de lo que se trata ¿no?

No sé si quiero ser madre

sentimientos encontrados para ser madre

En el imaginario popular existe una creencia muy arraigada: todas las mujeres están preparadas para ser madres. Cuando llega el bebé, su instinto maternal aflora. Sin embargo, en realidad no es así, la maternidad no es únicamente una cuestión fisiológica, sino que también está determinada por otros factores.

Las condiciones económicas precarias, el deseo de hacer carrera en el ámbito profesional o simplemente la falta de disposición para cuidar a un bebé o el miedo a renunciar a la libertad y comodidad de una vida sin cargas familiares son algunos de los aspectos que pueden mermar el deseo de una mujer de convertirse en madre. De hecho, en los últimos años ha surgido una nueva tendencia acuñada con el término “chidfree” (sin hijos por elección). Se trata de parejas que, en cierto momento de sus vidas, han decidido no tener hijos.

Sentimientos encontrados

Aunque hay mujeres que desde siempre han tenido claro que querían ser madres, hay otras que no.  Es en este último caso cuando nos encontramos que la mujer entra en la treintena  y comienza a cuestionarse la posibilidad de ser madre.

no se si quiero ser madre

En este punto es normal que afloren emociones intensas y contrapuestas. Por una parte, suele sentir la presión social, normalmente ejercida por familiares y amigos que le preguntan constantemente cuándo llegará el bebé, sobre todo si se tiene una pareja estable. Además, el reloj biológico también comienza a presionar ya que todas sabemos que después de los 40 años disminuyen las probabilidades de concebir y aumentan los riesgos asociados al embarazo.

Por otra parte, existen problemas que la frenan a dar el paso definitivo. Muchas mujeres aspiran a tener cierta estabilidad económica que les permita hacerle frente a la educación de un niño, otras no desean abandonar su carrera profesional para enfrascarse en el cuidado de un bebé y, finalmente, hay quienes se preguntan si están capacitadas para cuidar y educar a un niño. Estos sentimientos encontrados les hacen dudar. ¿Cómo resolver el dilema?

Cinco preguntas clave que te ayudarán a decidir

Para determinar si realmente quieres ser madre, deberías plantearte algunas preguntas fundamentales:

  1. ¿Te apetece la idea de ser madre o te sientes presionada por las personas que te rodean, como tu pareja, padres o amigos o  la idea de "lo que tiene que ser"? Si te sientes presionada, es mejor que te des un tiempo y reflexiones más sobre el asunto.
  2. ¿Estás dispuesta a dedicarle muy poco tiempo a tu carrera profesional para dedicarte al bebé? Es cierto que siempre puedes contar con la ayuda del padre o de los abuelos, pero considera que el bebé necesita que su madre pase tiempo con él y esto limitará el tiempo que puedes dedicarle al trabajo, al menos durante los primeros años de vida.
  3. ¿Estás preparada para el cambio en el estilo de vida que supone la llegada de un niño? No olvides que se es madre durante las 24 horas y los 365 días del año. Durante los primeros años seguramente tendrás que limitar tus salidas sociales y tu vida dará un vuelco de 180 grados. Ten presente además que a menudo la llegada de un hijo también cambia la relación amorosa, por lo que es importante que exista un diálogo fluido entre tu pareja y tú. Los momentos en los que la pareja está en crisis no son los mejores para tener un niño, y menos con la esperanza de que la llegada del bebé resolverá los problemas de pareja.
  4. ¿Tienes las condiciones económicas y el apoyo social necesario? Enfrentar la llegada de un bebé no es fácil, sería de gran ayuda que cuentes con cierta estabilidad económica y con personas que puedan darte una mano cuando más lo necesites.
  5. ¿Estás preparada desde el punto de vista emocional? Criar a un niño demanda una gran dosis de paciencia, ser capaz de comunicar de manera asertiva y saber dar cariño. Es cierto que estas habilidades se pueden desarrollar con el tiempo, pero valora si tienes las bases necesarias para desarrollarlas. Para algunas mujeres criar a un niño puede llegar a ser una experiencia altamente estresante que genera elevados niveles de ansiedad y depresión. Eso no significa que no debas tener hijos, pero sí que deberías trabajar estos aspectos con la ayuda de un psicólogo para poder vivir la maternidad de una forma más satisfactoria y ofrecerle a tu hijo lo mejor de ti.

pensar ser madre

Si llevas mucho tiempo pensándolo y a pesar de haber barajado los pros y los contras no logras decidirte, seguramente estás agobiada porque el tiempo pasa y sientes que esto juega en tu contra. Es el momento de buscar la ayuda de una psicóloga perinatal, con la que trabajar la parte emocional que puede estar estancándote en la duda e impidiéndote tomar una decisión. Después de liberarte de tus miedos podrás elegir qué es lo que realmente quieres.

RECIBE NUEVOS ARTÍCULOS EN TU EMAIL

Si te ha gustado nuestro Blog puedes recibir cómodamente en tu correo nuestros nuevos artículos, llenos de ideas y recursos para sentirte bien.

Acepto la política de privacidad

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *
Tu dirección de correo electrónico no será publicado
PUBLICAR COMENTARIO

21 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Romina

Romina

Hola tengo 30 años soy de Argentina , llevo 6 años de novio. La cuestión es que me vine hace dos meses a vivir a España y dejé toda mi vida allá, incluso mi novio. Ahora me di cuenta que quiero estar con el sea don.de sea entonces me vuelvo a Argentina. Pero el me planteo que quiere ser padre y yo siempre fui de no querer. Creo! Nose si quiero o no. O si a veces pienso en tenerlo por "complacerlo" a el. O si realmente quiero!

25 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Gracias por compartirlo Romina, esto es algo que tendrás que ver con tranquilidad, probablemente sea más fácil para ti cuando estés allí. Que antes no quisieras como dices, no impide que puedas cambiar de idea con el paso del tiempo pero observa también si fuera por complacencia. En cualquier caso, como decía, es algo que podrás valorar mejor cuando regreses y estés asentada. Un saludo.

12 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Yessi

Yessi

Hola tengo 35 años, mi pareja es un hombre divorciado con 2 hijas de 11 y 3 años, vivo en unión libre con el desde hace 3 meses, ha sido duro adaptarse tenemos gustos diferentes y ambos tenemos un carácter fuerte y solemos ser muy sentidos, no diría que me llevo mal pero tampoco súper bien, tengo el diu de cobre desde hace unos meses y resulta que estoy embarazada, no me siento lista, se que si decido no tenerlo el ya no querrá nada conmigo puesto que el siempre ha estado contra del aborto, lo quiero pero no sé si pueda con esto, es una responsabilidad para toda la vida

14 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola Yessi, gracias por compartirlo, se trata de una decisión muy importante que requiere ser bien meditada, valorando por ejemplo las consecuencias que tiene cada decisión, incluyendo el impacto emocional que pudiera generar. Por las implicaciones que conlleva este tema, te aconsejo que consultes con una psicóloga perinatal para que puedas tratarlo con la delicadeza y profundidad que requiere. Un saludo.

11 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre María

María

Hola buenas tardes, soy una chica de 28 años de edad siempre me ha gustado demasiado la libertad, la fiesta, los viajes etc; llevo con mi novio 5 meses tenemos algunos disgustos debido a que pensamos de manera diferente pero siempre hemos sabido resolver. La semana pasado me enteré que estoy embarazada y tengo 3 semanas de embarazo, ambos estamos confundidos en tener o no tenerlo. A mi me pega demasiado en la parte de libertad, de no poder salir ya con amigos el dia que quiera cuando quiera porque soy consciente que el día que tenga un hijo es poruqe tengo el tiempo y la dedicación suficiente no me gustaría dejarlo votado por cualquier lado y me da miedo que si lo tengo me arrepienta poruqe mi libertad se verá un poco truncada, en cuestión al noviazgo pues apenas llevamos 5 meses y 5 meses de amigos o sea que no nos conocemos aún lo suficiente, nos hubiera gustado a ambos haber tenido primero un noviazgo, ser pareja vivir cosas solo nosotros dos y posteriormente tener un hijo sentimos que vamos en el número 3 y nos brincamos hasta el número 10 nisiquiera sabemos si podríamos y nos llevaríamos bien estando juntos; tenemos e mente la interrupción del embarazo pero me da miedo, miedo a que más adelante quiera un hijo y sea demasiado tarde, miedo a que me arrepienta por dejar mi libertad y estar cuidándolo, miedo a que cuando crezca no lo quiera lo suficiente y en un enojo reprocharle que no lo quería, miedo a que algún día quiera ser madre y por xs circunstancias ya no pueda . Yo creo mucho en el budismo y me da miedo al famoso karma... No se qje hacer es una decisión muy complicada

14 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola María, desde luego que es una decisión complicada y muy importante por lo que entiendo tus miedos así como todos los planteamientos que haces. Esta decisión es cosa de los dos, juntos tenéis que poner sobre la mesa vuestras preocupaciones/temores así como las posibles formas de afrontarlos. Cada elección implica hacer una renuncia al mismo tiempo, así que también hay que valorar lo que se deja atrás y asumir que siempre sucederá esto. Como comprendo que no es fácil, te aconsejo que consultéis con una psicóloga perinatal para que os ayude en este delicado momento. ¡Ánimo!

01 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Luciana

Luciana

Hola, tengo 40 años y planteándome la opción de inseminación artificial desde hace tiempo, como madre soltera, no tengo pareja. Llevo tiempo tratándolo incluso en terapia pero no logro llegar a una determinación. No me siento realizada aún. Los estudios de fertilidad no me han dado mucha más esperanza más allá a 2 años pero lo que verdaderamente siento es que no estoy preparada y que me faltarían unos 5 años para estarlo de verdad. Por otra parte, a estas alturas de mi vida me tira mucho más mi libertad y viajar pero las dudas siguen ahí y ya no tengo más tiempo de seguir pensando. Mi terapeuta ha dicho que me centre en el deseo y realmente el deseo de ser madre lo tengo pero no de llevar a cabo y poner en práctica todas las tareas que vienen de mano de la maternidad, rutinas, ataduras, asentamientos, limitación económica. Todo eso me causa sensación de asfixia y aburrimiento. O sea que sigo perdida....¿Qué podrían decirme al respecto?

08 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Hola Luciana, entiendo que es una decisión muy importante como para meditarla antes. Teniendo en cuenta que cada decisión conlleva renunciar a la otra opción u opciones, te animo a poner en la balanza esto que comentas, que serían las implicaciones que tiene la maternidad más allá del deseo. Si al ponerlo en la balanza todo esto vence al deseo y ahora tus prioridades son otras, entonces considéralo. ¿Qué le dirías a una amiga si estuviera en tu lugar? Espero que te sirva. Un saludo.

23 de febrero de 2020

Icono Letras Nombre Alexandra

Alexandra

Buenas.

Mi situación es que no tengo claro si quiero ser madre. Tengo 37 años.
Desde hace unos años tengo pareja estable. Hablando en distintos momentos con él, aunque en un primer momento si contó con la posibilidad de ser padre hablándolo antes de legalizar nuestra relación, más adelante hablándolo y por circunstancias familiares, laborales y personales el es rehacio a ser padre. Ni se lo plantea para el futuro próximo.

Yo en realidad lo que tengo más claro es que con el no quiero ser madre actualmente ...

Lo que se que es importante para mí es lo que realmente yo quiera, aunque como les digo no lo sé. Efectivamente eso me causa malestar.

Y el caso es que no lo sé porque igualmente veo los pros y contras tanto de ser madre como de no serlo. Y pienso que mis circunstancias no son favorables para ello. Igualmente eso me entristece, aunque no soy capaz de cambiar mi situación para ser más favorable a ser madre, y ni siquiera me siento convencida de ser madre. Más bien no quiero cerrar esa puerta.

Gracias por la oportunidad de escribirles. Saludos.

08 de marzo de 2020

Icono Letras Nombre Equipo El Prado Psicólogos

Equipo El Prado Psicólogos

Gracias Alexandra por compartir aquí tu situación, por lo que leo tienes muchas dudas en torno a este tema y como es una decisión importante, es conveniente poner en la balanza estos aspectos que comentas, antes de tomarla. Aunque aún te queda algo de margen, otra opción es que consultes con una psicóloga perinatal para que te ayude. Saludos.