Brainspotting: ¿Qué es y cómo funciona?

En El Prado Psicólogos hemos incorporado la técnica brainspotting a nuestras terapias, por su rapidez y eficacia, como complemento a otras técnicas como EMDR.

terapia brainspotting

A lo largo de la vida experimentamos sucesos que pueden causarnos lesiones emocionales. Puede ser una experiencia aislada, como un accidente, o una serie de pequeños eventos que con el tiempo se van acumulando hasta provocar un desequilibrio emocional. Esos eventos traumáticos suelen generar emociones muy intensas, desde la tristeza y la angustia hasta la ira y la ansiedad. 

A veces no somos plenamente conscientes de cómo esos eventos nos siguen afectando en nuestro día a día. Sin embargo, es posible rastrear su origen hasta encontrar la fuente de angustia y lograr que el cerebro reprocese esa experiencia para restarle parte de su impacto emocional. El brainspotting es una técnica que permite aliviar esa tensión física y emocional con relativa rapidez.

¿Qué es el brainspotting?

El término brainspotting proviene del inglés brainspot y significa literalmente “punto cerebral”. Se trata de un método psicológico innovador que aborda el sufrimiento de forma más profunda y transformadora, ayudando a la persona a curar las heridas emocionales provocadas por un suceso traumático.

Esta técnica fue descubierta en 2003 por el experimentado psicoterapeuta David Grand. Mientras practicaba la terapia EMDR con sus pacientes, se dio cuenta de que reducir los movimientos oculares les ayudaba a procesar las experiencias traumáticas con un impacto más contenido. Entonces apreció que las personas mostraban unas reacciones reflejas inusuales cuando sus ojos estaban en determinadas posiciones.

Así desarrolló el brainspotting, un método que se enfoca en conectar las reacciones emocionales y físicas que la persona experimenta en la actualidad con eventos traumáticos ocurridos en el pasado. El objetivo es identificar el “punto cerebral” y liberar las emociones relacionadas con la experiencia traumática que se han quedado bloqueadas.

Las experiencias traumáticas se quedan “bloqueadas” en el cerebro

Cualquier experiencia estresante que consideremos una amenaza para nuestro bienestar puede convertirse en un trauma. No obstante, es más común desarrollar un trauma cuando hemos pasado por situaciones difíciles y no hemos contado con el apoyo adecuado para procesar esas experiencias negativas e integrarlas en nuestra historia de vida.

David Grand

David Grand

Como resultado, la experiencia negativa se queda grabada en un circuito neuronal y, dado que no la hemos integrado adecuadamente, se transforma en un trauma que se activa en diferentes situaciones y afecta nuestro equilibrio emocional y físico.

Un estudio realizado en la Universidad de Harvard ha comprobado cómo las huellas dolorosas se quedan grabadas en el cerebro activando especialmente la amígdala, el núcleo del miedo, y la corteza visual. Al contrario, cuando las experiencias dolorosas se procesan correctamente, pasan a formar parte de una experiencia narrativa y activan fundamentalmente el área de Broca, que es la responsable del lenguaje.

Dado que la corteza visual parece desempeñar un papel importante en los traumas que no se han procesado, no es extraño que se pueda acceder a este contenido precisamente a través de los ojos. De hecho, el ojo tiene unos 125 millones de células nerviosas sensibles a la luz, que son las que permiten que el cerebro “vea”.

Existen dos sistemas visuales que discurren por vías diferentes en el cerebro: uno consciente, que guía la acción, y otro inconsciente, que reconoce los objetos. Brainspotting, al igual que la conocida programación neurolingüísitica (PNL), afirma que las diferentes posiciones oculares están relacionadas con una experiencia interna y una actividad neuronal específica. Al mantener la mirada en una posición determinada, se favorece la focalización de la actividad neuronal, lo cual conduce a un reprocesamiento cognitivo y emocional más profundo.

El secreto de la eficacia del brainspotting radica en que muchas personas, cuando activan en su memoria las experiencias traumáticas experimentan un alto nivel de excitación fisiológica que puede llegar a ser abrumador y termina afectando el procesamiento a nivel cerebral de la situación. Al contrario, con el brainspotting se produce una integración de las zonas relacionadas con la información visual y somatosensorial, facilitando el procesamiento a nivel tálamo-cortical de la experiencia traumática. Básicamente, la memoria se reajusta sin que la persona experimente un grado elevado de ansiedad y angustia, a diferencia de los métodos y técnicas terapéuticas tradicionales para abordar el trauma.

El brainspoting en acción: ¿Cómo se aplica esta técnica?

El “punto cerebral” no es más que una posición específica del ojo, vinculada con la activación de un circuito neuronal en el cerebro, que es el encargado de almacenar la información sobre nuestra vida. En algunos casos, esa información se corresponde con algún recuerdo traumático, que puede ser una imagen, una emoción o simplemente una sensación corporal.

El psicoterapeuta seguirá el movimiento de tus ojos, ya sea de uno de ellos o de ambos, hasta que identifique ese “punto cerebral”. Para encontrarlo puede basarse en las indicaciones que le brindes, por ejemplo, puedes señalar que en cierta posición ocular notas más ansiedad o angustia, o bien puede basarse en las reacciones reflejas e inconscientes que muestres, como el aumento del parpadeo o ciertos movimientos corporales.

Una vez que detecta el “punto cerebral”, el psicólogo accede a un nivel más profundo a las experiencias que generaron esas emociones desagradables, detectando además sus efectos físicos. En ese momento tendrás que mantener la mirada en esa dirección mientras te concentras en lo que ocurre en tu interior, tanto en las sensaciones como en las emociones, los pensamientos y las imágenes que estás vivenciando. Es lo que se conoce como Atención Focalizada.

brainspotting

En algunos casos, el cuerpo de las personas reacciona de la misma manera que cuando experimentaron la situación traumática. A partir de ese momento, el psicoterapeuta observará tus reacciones y te irá guiando para que puedas activar las capacidades autocurativas de tu cerebro, para que logres reprocesar el trauma original y liberes su carga emocional.

¿En qué casos es útil el brainspotting?

El brainspotting es una herramienta muy útil para abordar diferentes trastornos, sobre todo aquellos en los que se conjuga el componente físico con el emocional.

Se ha demostrado que esta técnica es eficaz en trastornos y problemas como:

  • Traumas de índole emocional y/o física como accidentes, heridas y lesiones
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Adicciones
  • Trastornos de ansiedad y pánico
  • Fobias
  • Fibromialgia y dolor crónico
  • Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad
  • Trastornos del habla como el tartamudeo
  • Trastornos del control de los impulsos y agresividad
  • Enfermedades que generan situaciones de estrés y/o traumas

Un estudio realizado en la Universidad de Erlangen-Núremberg con 76 personas que sufrían estrés postraumático comprobó que el brainspotting es una alternativa terapéutica eficaz para aliviar rápidamente los síntomas. 

Dado que el brainspotting activa los recursos de autocuración, no solo es útil para tratar los traumas y las situaciones negativas, sino que también permite fortalecer las experiencias positivas y desarrollar los recursos internos. De hecho, se utiliza en la preparación de las personas que deben someterse a una intervención quirúrgica, por ejemplo, así como para mejorar el rendimiento deportivo y estimular la creatividad.

 

 

 

 

Profesionales expertos en Brainspotting

En el Prado Psicólogos, obtendrás profesionalidad y experiencia. Nuestra pasión por la psicología y el trato humano, nos obliga a estar en constante formación. Es por ello, que hacemos uso de las técnicas más vanguardistas del momento.

Conoce a los profesionales expertos en la técnica de brainspotting.

Solicita una entrevista psicológica gratuita con uno de nuestros psicólogos

Pide hoy tu primera entrevista gratuita con uno de nuestros psicólogos. Rellena el siguiente formulario o llama al 91 429 9313. Te esperamos.

Nombre *

Email *

Ciudad

Teléfono

Tus datos personales están seguros con nosotros, nunca serán cedidos a terceros.

Mensaje

¿Te ha parecido éste un buen artículo? Déjanos tu valoración:
(15 votos, promedio: 4,40 de 5)
Cargando…
El Prado Psicólogos en los medios de comunicación.