- Elegidos por "Psicología y Mente" como el mejor centro de psicología de Madrid y el segundo mejor de España -

Escucha gratis nuestro audio de relajación

Cómo superar el sentimiento de culpa

¿La culpa te atenaza?

¿Tienes un gran sentimiento de culpa por todo?

¿Tienes como un gran peso encima?

¿Repasas lo que has dicho o hecho con angustia?

¿No te perdonas por ciertos errores cometidos?

El sentimiento de culpabilidad constante es sólo una opción, otra opción es aceptar que todos cometemos errores. Es algo humano y normal, parte del aprendizaje y del desarrollo. No tienes porque sentirte culpable permanentemente. Quizá a nivel racional todo esto ya lo sepas, a través de la terapia conseguiremos que también lo sientas.

La culpa no es útil para avanzar.Di adiós a tu sentimiento de culpa. El Prado Psicólogos te ofrece fórmulas para que puedas dejar de sentirte culpable y avanzar en el proceso de la vida y crecer como persona.

¿Qué es la culpa?

La culpa es un sentimiento que experimenta la persona por algo que ha pensado, dicho o hecho. De una forma exagerada, se cree responsable de cada error cometido.

Seguramente, si sientes culpabilidad, te sientes pequeño/a, incapaz y poco valioso/a. Puede que incluso pienses que has decepcionado a los demás y te vas aislando poco a poco.

Normalmente, el sentimiento de culpa lleva a la persona a centrarse en los errores cometidos  y a minimizar los logros.

Manifestaciones del sentimiento de culpa 

Seguro que te suenan algunos de los siguientes síntomas. Si es así, es el momento de pedir ayuda.

  • Cualquier opinión o crítica te afecta.
  • Autosaboteas tu propio éxito.
  • Magnificas o exageras todo.
  • Ves errores donde los demás ven aprendizaje.
  • Te disculpas constantemente.
  • Sientes la obligación de satisfacer a los demás.
  • Es difícil para ti decir que NO. 
  • Tiendes a callarte si algo te molesta.
  • Tienes miedo a hacerle daño a los demás o a su rechazo.
  • Tienes miedo de ser abandonado.

Algunas creencias de personas con sentimiento de culpa son las siguientes:

  • No merezco ser feliz.
  • Es mi culpa si los demás no son felices.
  • Soy el responsable de todo lo que ocurre a mi alrededor.
  • Tengo que ser responsable todo el tiempo.
  • Si los demás no me tratan como me gustaría es porque he hecho algo mal.
  • Cometer errores es terrible.
  • Si no satisfago a los demás todo el tiempo se enfadarán conmigo y me abandonarán.

Claves para entender el sentimiento de culpabilidad

¿Qué ocurre cuando una persona dice, por ejemplo, “me siento culpable por haberle gritado a mi hijo”? En realidad, la persona se está identificando con una parte o un comportamiento suyo (en este caso, haber gritado a su hijo). Al mismo tiempo, otra parte de la persona, que podríamos denominar como su “juez interno”, le culpa de esa conducta realizada.

Para valorar su alcance, lo primero que tenemos que hacer es identificar ante qué tipo de emoción nos enfrentamos: ¿se trata de una culpa funcional o disfuncional? 

La clave nos la puede dar poner conciencia en si esta emoción nos ayuda realmente a modificar un comportamiento inapropiado y reestablecer así nuestro equilibrio emocional; o más bien, tiene la finalidad de generar más sufrimiento innecesario y más culpa (en sentido coloquial, “machacarnos más”). 

La culpa disfuncional, en vez de resolver un problema, lo que hace es agravarlo e, incluso, convertirse ahora en el verdadero problema: ya no es posible desatarse de los “tentáculos de la culpa”, que lo invade todo. 

Es muy importante también tener en cuenta de qué se culpa uno y cómo lo hace (en forma de descalificación, de castigos, etc.). Para ello, hay que conocer bien a la parte castigadora, a nuestro juez interno. Ver, por ejemplo, si esta parte culpabilizadora e muy rígida e inflexible. Es necesario empezar a cuestionar cuáles son los presupuestos o mandatos desde los que se culpa. 

sentimiento de culpa

No olvidar que este juez interno es una parte de nosotros mismos, por lo que también tenemos que prestar atención a qué función está jugando en nuestro equilibrio emocional y de qué manera puede integrarse con el resto de nosotros.

Favorecemos así una integración de partes de nosotros que están disociadas y “peleadas” entre sí. Lo central es ver la causa de esa pelea y de dónde viene la necesidad del juez interno de ser tan exigente y, a veces, sádico. 

Más que ver estas dos partes de nosotros como dos aspectos separados y antagónicos, es más interesante explorar qué relación tienen entre ellos. Puede ser más fructífero reflexionar de qué manera la parte culpada y la culpabilizadora pueden “colaborar” para conseguir un mayor bienestar en nosotros mismos. 

Más que verlos como “opuestos irreconciliables”, como dos polos que no se tocan y como si fueran aspectos ajenos a nosotros mismos, puede ser útil favorecer un diálogo interno de lo que una y otra parte necesitan para poder convivir en relativa paz. Esto es, integrar las partes, para que sean más manejables y controlables. 

Tal y como plantea el reconocido psicoterapeuta argentino Norberto Levy en su libro La sabiduría de las emociones, es importante conseguir que la parte culpabilizadora aprenda a dejar de descalificar y castigar, para convertirse en una parte de nosotros mismos que nos enseña algo en la vida. Lo que viene a decir es que no se trata de eliminar ninguna parte de nosotros sino, más bien, de aprender a manejar e integrar todos los elementos de nuestra personalidad.

Consecuencias de sufrir un sentimiento de culpabilidad excesivo

El sentir un gran sentimiento de culpabilidad:

  • Afecta a tu vida social.
  • Los demás pueden dejar de respetarte y llegar a manipularte a través de la culpa.
  • Complica las relaciones familiares.
  • Tienes más estrés.
  • Puedes sufrir problemas de salud o emocionales.

Nuestros psicólogos realizan psicoterapia breve, y te ayudarán a  utilizan técnicas como EMDR, EFT, hipnosis clínica, el trabajo con partes de la PNL o  mindfulness, entre otras, que harán que recuperes tu confianza ante los demás y ante tu vida y dejes de sentirte culpable para empezar a sentirte responsable, desde una actitud que te ayude a mejorar sin castigarte y quitarte energía.

La ventaja de todas estas técnicas es que te permiten sanar el dolor emocional que evitan tu verdadera felicidad y que constantemente sabotean tu bienestar.

¿Cuáles son sus beneficios? 

  • Conseguirás sentirte más en paz
  • Te centrarás también en tus propios objetivos y aprenderás a pensar también en ti.
  • Tendrás mejores relaciones con tu entorno: pareja, familia, amigos …
  • Serás más asertivo/a y aprenderás a hacerte respetar.
  • Perderás el miedo al rechazo o al abandono de los demás.
  • Descubrirás que los errores son una oportunidad para aprender, y que no son terribles.
  • Cambiarás tus creencias limitadoras por otras potenciadoras.

Mereces ser feliz. Deja de ser tan duro/a contigo mismo/a y aprende a perdonarte. Llámanos al 91 429 9313 y pide tu primera entrevista gratuita.

Tarifas

Si lo deseas podemos realizar una primera entrevista informativa gratuita en la que valoraremos tu caso y te indicaremos cual es el tratamiento más adecuado para ti.

El precio de cada consulta psicológica es de 80 euros. Ofrecemos un bono descuento de 5 sesiones por 345 euros (69 euros por sesión).

También te puede interesar:

Nuestro artículo con consejos claros y útiles sobre cómo dejar de sentirse culpable.

`
Dibujo confianza en nosotros

Más de 5.000 personas

ya han confiado en nosotros

Dibujo El mejor centro de psicología de Madrid y el segundo mejor de España

- Elegidos por "Psicología y Mente" como el mejor centro de psicología de Madrid y el segundo mejor de España -

Dibujo profesionales con amplia formación y experiencia

Un equipo de 25 profesionales a tu servicio con amplia formación y experiencia

Solicita una entrevista informativa gratuita

Recibe la ayuda experta que necesitas. Pide tu primera entrevista gratuita, sin coste y sin compromiso y conoce cómo trabajamos personalmente. Rellena el siguiente formulario o llama al 91 429 9313. Te esperamos.

Tus datos personales están seguros con nosotros, nunca serán cedidos a terceros

¿Te ha parecido éste un buen artículo ? Déjanos tu valoración:

(163 votos, promedio: 4.76 de 5)

Entradas Relacionadas