Agorafobia: causas, síntomas y tratamiento psicológico

¿Tienes miedo de estar en un sitio público y temes la posibilidad de sufrir ataques de pánico? ¿Evitas estar en lugares en donde se concentra mucha gente, como centros comerciales, eventos, tiendas, transportes públicos? ¿Necesitas que alguien te acompañe para sentirte seguro fuera de casa? En ese caso, es probable que sufras de agorafobia.

La agorafobia es un trastorno que puede llegar a limitar profundamente tu vida diaria, pero que tiene solución. De hecho, debes saber que no estás solo, la agorafobia afecta entre el 1,5 y el 3,5% de la población mundial. Se estima que entre el 1-5% de los españoles desarrollará algún episodio agorafóbico a lo largo de su vida.

padecer agorafobia

¿Qué es la agorafobia?

La agorafobia es mucho más que el miedo a los espacios abiertos.

El trastorno de agorafobia se caracteriza por una ansiedad permanente cuando te encuentras en lugares o situaciones donde escapar puede resultar difícil (o embarazoso) o en las cuales, en el caso de aparecer una crisis de angustia inesperada, no podrías recibir ayuda.

Este trastorno de ansiedad puede aparecer de manera aislada o presentarse junto al trastorno de pánico.

Los temores agorafóbicos suelen estar relacionados con situaciones puntuales, como estar solo fuera de casa, estar lejos de un hospital, mezclarse con la gente o hacer cola, pasar por un puente, viajar en avión, autobús, coche, metro o tren.

Como la persona le teme a estas situaciones, opta por evitarlas. Por ejemplo, puede limitar el número de viajes o incluso se resiste a emprenderlos, ya que tiene miedo a que aparezca la ansiedad o se desencadene una crisis de angustia. Obviamente, esto restringe mucho su vida cotidiana. En los casos más graves incluso llegan a recluirse dentro de casa durante meses o años y solo salen para realizar las tareas indispensables.

¿Cuáles son los síntomas de la agorafobia?

La agorafobia desencadena síntomas muy molestos que pueden llegar a despertar un gran temor, ya que no se limitan al plano psicológico, sino que incluso provocan intensas reacciones fisiológicas.

Dentro de los síntomas físicos podemos encontrar:

  • Respiración acelerada
  • Presión en el pecho
  • Diarrea
  • Sudoración excesiva
  • Náuseas
  • Temblores
  • Mareos
  • Micción frecuente

Dentro de los síntomas psicológicos se encuentran:

  • Depresión
  • Miedo y ansiedad
  • Inseguridad
  • Dependencia de los demás
  • Sensación de soledad
  • Sensación de irrealidad
  • Miedo a morir (durante la crisis de angustia)
  • Sensación de pérdida del control

¿Cuáles son las causas de la agorafobia?

A menudo la agorafobia se desencadena como resultado de una experiencia de ansiedad aguda en un lugar público. En ese momento la persona realiza una atribución errónea, es decir, atribuye su malestar emocional al hecho de que hay demasiadas personas alrededor o la asocia a la situación. De esta forma, cada vez que tenga que salir, comenzará a experimentar una ansiedad anticipatoria y, con el paso del tiempo, esta desembocará en una fobia. Sin embargo, la agorafobia es mucho más que una atribución errónea, se trata de un trastorno multicausal de origen biopsicosocial.

los síntomas de la agorafobia

En los últimos años se ha descubierto que existe cierta predisposición genética, la cual hace que algunas personas sean más proclives que otras a responder de manera exagerada ante las situaciones estresantes y desarrollar rasgos ansiógenos. También se hace referencia a ciertos cambios hormonales y a problemas endocrinos.

No obstante, la susceptibilidad biológica no es un motivo suficiente para desarrollar el trastorno. Además de esa sobreactivación, estas personas suelen mostrar una preocupación excesiva por los síntomas que experimentan, lo cual les lleva a adoptar una actitud hipervigilante que genera a su vez un círculo vicioso que intensifica los síntomas.

Al percibir el peligro, el nivel  de ansiedad aumenta, y al notar que la ansiedad comienza a crecer, esta alimenta el miedo, y con él se exacerban las reacciones fisiológicas. También se ha apreciado que las personas con agorafobia tienen una mayor tendencia a depender de los demás ya que en muchas ocasiones tienen poca confianza en sí mismos. En muchos casos esto se debe a que recibieron una educación demasiado sobreprotectora que no les alentó a enfrentarse a sus miedos.

Además del condicionamiento biológico y la educación recibida, la agorafobia también se ha vinculado a hechos vitales importantes que provocan periodos de estrés prolongados, como los conflictos interpersonales, una ruptura de pareja o el duelo por la muerte de un ser querido. Estas situaciones actuarían como un factor desencadenante, serían la llama que prende la mecha.

A veces los síntomas de ansiedad aparecen tiempo después de que se haya producido el factor desencadenante, cuando parece que ya ha pasado todo. Es por ejemplo el caso de las personas que cuidan de un familiar enfermo durante largo tiempo, mientras están cuidándole están “aguantando”, y es después de este periodo de esfuerzo cuando surgen las crisis de pánico o la agorafobia.

Consecuencias de la agorafobia

La persona agorafóbica experimenta un temor muy intenso ante la perspectiva de tener que salir de su casa, por lo que su vida diaria se ve seriamente limitada. En un primer momento seguirá realizando las tareas cotidianas, pero con un alto grado de ansiedad y angustia, hasta que llega un punto en el cual comenzará a evitar algunos lugares o el salir sin compañía a la calle, y quizás hasta se ausente del trabajo, por lo que algunos incluso pueden llegar a tener graves problemas laborales e incluso perder su empleo.

La sensación de alivio que experimenta cuando está en casa o en compañía le incita a pedirles a las personas cercanas que le ayuden con las tareas que requieren salir a la calle. De esta forma se va recluyendo y, a la larga, puede llegar a perder el contacto con sus amistades, ya que no encuentra el espacio para pasar tiempo con ellos. Si tiene pareja, la agorafobia también suele provocar problemas en la relación.

La vida de la persona que sufre de agorafobia no es sencilla, ya que suele experimentar fuertes sentimientos de culpa hacia sus seres queridos ya que es consciente de que depende de ellos. Esta situación genera una baja autoestima y no es extraño que algunos busquen refugio en el alcohol o dependan de los ansiolíticos.

En algunos casos la agorafobia conduce a cuadros depresivos y a menudo genera comportamientos hipocondríacos. Además, si no se trata a tiempo, suele agravarse. De hecho, se considera el trastorno fóbico más discapacitante.

Tratamiento psicológico para superar la agorafobia

Hoy sabemos que es en nuestro cerebro primitivo donde se origina la respuesta de miedo. Por eso, mediante la hipnosis hablamos con tu inconsciente y cambiamos la respuesta cerebral de miedo por la de seguridad. Además, gracias a la investigación en neurología sabemos que el miedo no tiene un origen racional, sino emocional, por lo que el trabajo a ese nivel es fundamental, por lo que utilizamos también técnicas que trabajan directamente con la parte emocional, como EMDR, EFT, TIC,  mindfulness, relajación y visualización, para ayudarte a que pierdas el miedo a los sitios públicos y a las aglomeraciones.

tratamiento agorafobia

También complementamos nuestra terapia con la terapia cognitivo-conductual, para trabajar, por un lado, con el cambio de los pensamientos distorsionados y las atribuciones erróneas que mantienen el trastorno de ansiedad, y por otro, para lograr que puedas ir exponiéndote gradualmente a las situaciones que evitas y consigas normalizar tu vida.

¿Cuáles son los beneficios de la terapia?

  • Ganarás en autoestima y autonomía
  • Mejorarás tus relaciones sociales
  • Llevarás una vida normal
  • El miedo no limitará tu vida

Ya has comenzado a salir. Has dado el primer paso. Sólo te pedimos un paso más.

Si la agorafobia te impide salir de casa, no te preocupes, podemos empezar la terapia via on-line por videoconferencia, y cuando hayas ganado en seguridad comenzaremos con las consultas presenciales.

 Tarifas del tratamiento de la agorafobia

Estas son las tarifas de los distintos tratamientos que tenemos en nuestro centro:

– Terapia psicológica

Si lo deseas podemos realizar una primera entrevista informativa gratuita en la que valoraremos tu caso y te indicaremos cual es el tratamiento más adecuado para ti.

El precio de cada consulta psicológica presencial es de 80 euros. Ofrecemos un bono descuento de 5 sesiones por 345 euros (69 euros por sesión).

Si en las primeras sesiones tu agorafobia te impide desplazarte hasta nuestro centro, o resides fuera de Madrid, podemos trabajar contigo vía online. En este caso, las consultas tienen un precio de 70 euros. (Bono descuento de 5 sesiones: 325 euros. Precio por sesión 65 euros)

– Tratamiento farmacológico

La primera consulta tiene un precio de 110 euros y las siguientes consultas psiquiátricas tienen un precio de 90 euros.

Psicólogos expertos en el tratamiento de la agorafobia

En el Prado Psicólogos, obtendrás profesionalidad y experiencia. La psicología es nuestra pasión, y ayudarte nuestro máximo objetivo, por ello estamos en constante formación e incorporamos a nuestras terapias las metodologías más vanguardistas y eficaces.

Conoce a los psicólogos que están a tu disposición para ayudarte a superar la agorafobia. Todos tienen una amplia experiencia en el tratamiento de problemas de ansiedad.

Solicita tu primera entrevista gratuita

Podemos ayudarte a superar la agorafobia. Confía en nosotros. Pide tu primera entrevista gratuita, sin coste y sin compromiso dónde te informaremos personalmente del tratamiento a seguir. Rellena el siguiente formulario o llama al 91 429 9313. Te esperamos.

Nombre *

Email *

Ciudad

Teléfono

Tus datos personales están seguros con nosotros, nunca serán cedidos a terceros.

Mensaje

¿Te ha parecido éste un buen artículo? Déjanos tu valoración:
(232 votos, promedio: 4,16 de 5)
Cargando…
El Prado Psicólogos en los medios de comunicación.