Blog de Psicología

Blog de psicologia
Blog de psicología

Psicología y Felicidad va dirigido a todos aquellos que prefieren crecer a envejecer.
Un blog práctico donde quiero ofrecerte información, recursos y estrategias para ser más feliz,
que al final es de lo que se trata ¿no?

El amor: un potente analgésico para aliviar el dolor

El amor es la fuerza que mueve al mundo, así reza una antigua frase popular, pero me atrevería a ir más allá para afirmar que “el amor es la fuerza que alivia el dolor del mundo”. Aunque la frase te puede parecer muy poética, lo cierto es que tiene un profundo fundamento científico ya que recientemente se ha descubierto que el amor actúa como si fuera un poderoso analgésico.

amor analgésico para el dolor

Según los especialistas, el amor no es solo un sentimiento de índole psicológica y social sino que tiene profundas raíces neuroquímicas que pueden incidir en nuestra percepción y comportamiento. De hecho, los neurocientíficos están cada vez más convencidos de que determinadas áreas del cerebro de las personas enamoradas funcionan de manera diferente.

La fuerza de la pasión inicial

Un estudio publicado en la revista PLOS ONE nos desvela nuevas facetas del poderoso influjo que ejerce el amor. Los investigadores reclutaron a 15 jóvenes que se hallaban en la primera etapa de su romance, cuando la pasión y las emociones eran más intensas. A cada uno se le pidió que llevara consigo la foto de la persona amada y de un conocido que le resultase atractivo.

A continuación, se les provocó un poco de dolor en la palma de la mano mientras veían la foto del amado o del conocido. Al monitorizar las respuestas cerebrales se apreció que cuando los participantes veían la imagen de la persona amada, se movilizaban las mismas zonas del cerebro que normalmente se activan para reducir el dolor. Este fenómeno no se apreció cuando los participantes miraban la imagen de un simple conocido, por muy atractivo que lo considerasen.

De esta forma, los investigadores pudieron concluir que el amor, al menos en su primera fase, actúa como un poderoso analgésico. De hecho, se estima que el simple hecho de activar el recuerdo de la persona que amamos puede reducir el dolor entre un 36 y un 44%.

En este estudio se apreció la activación de áreas como el núcleo accumbens, una zona que en el pasado ya se había vinculado con la recompensa y la satisfacción. Además, también se registró un aumento en la segregación de algunos neurotransmisores específicos, como la serotonina y la dopamina, ambos implicados en el proceso de gratificación y bienestar.

El amor maduro también es un poderoso analgésico

La pasión de los primeros meses ha sido comparada con un estado similar al de la adicción. Entonces, ¿qué sucede cuando pasan los años? ¿El amor pierde su poder para aliviar el dolor? A estas preguntas responde un experimento más reciente publicado en la Social Cognitive and Affective Neuroscience.

amor y madurez

En esta oportunidad los investigadores reclutaron a 17 personas que afirmaban amar a sus parejas y que llevaban un promedio de 21,4 años de relación. Mientras a los participantes se les aplicaba un estímulo doloroso, se les permitía ver la imagen de la persona amada, de un buen amigo, un familiar o un conocido.

Una vez más, se apreció que la imagen de la persona amada disminuía la percepción del dolor. De hecho, lo asombroso fue que no solo se activaron las mismas áreas que se apreciaron en el estudio anterior sino muchas más. Además, se produjo una mayor cantidad de oxitocina, una hormona relacionada con la confianza, la empatía y que tiene un rol importantísimo en el manejo del dolor.

Así que ya sabes, la próxima vez que vayas al dentista ¡llévate una foto de la persona amada!

Acepto la política de privacidad

Publicado en las categorías Evidencia científica

¿Te ha parecido éste un buen artículo? Déjanos tu valoración:
(5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =

El Prado Psicólogos en los medios de comunicación.