Cómo superar la fobia social: Causas, síntomas y tratamiento de la ansiedad social.

 

La fobia social causa un gran sufrimiento porque vivimos en sociedad y es imposible no relacionarse. Sin embargo, aunque seamos conscientes de la importancia de las relaciones, a veces nos cuesta hablar con los demás o nos mostramos excesivamente tímidos. Si es tu caso, es probable que sufras una fobia social, un problema que afecta entre el 3 y el 13% de las personas en todo el mundo. ¿Cómo superar la fobia social? ¿Qué tratamiento psicológico es el más adecuado?

Fobia social timidez

Qué es la fobia social

Tienes fobia social si tienes miedo ante las situaciones sociales, las evitas o tienes pensamientos negativos sobre ellas. Es probable que te preocupes porque otros te juzguen o te evalúen de forma negativa.

De hecho, el miedo persistente es una de las características esenciales de este trastorno. La persona experimenta temor ante las situaciones sociales, casi siempre porque piensa que pueden resultar embarazosas. Como resultado, se activan las respuestas de ansiedad, que incluso pueden desembocar en un ataque de pánico.

Además, la persona que padece fobia social no solo reacciona de esta manera cuando se encuentra en la situación temida, sino también ante la expectativa de tener que afrontarla. Por eso, es común que experimente una preocupación constante, que aumenta aún más el nivel de tensión y ansiedad.

En este sentido, se debe puntualizar que existen diferentes tipos de fobia social:

  • Fobia social generalizada.El miedo aparece en cualquier situación en la que tengamos que relacionarnos con los otros.
  • Fobia social situacional. La ansiedad social aparece solo en situaciones concretas. Por ejemplo, al hablar en público, iniciar conversaciones con desconocidos o cuando nos dirigimos a personas de autoridad.

No obstante, en ambos casos la persona suele ser consciente de que su respuesta es exagerada y hasta irracional pero, aún así, no logra controlarla. Esto se debe a que la mente racional no es la que tiene el control, sino el inconsciente, que ha detectado un peligro y responde ante este.

Obviamente, todos podemos tener cierta timidez cuando entramos en círculos nuevos o tenemos que afrontar determinadas situaciones sociales, como dar un discurso en público o hacer una presentación. Pero si sientes una timidez exagerada que llega a convertirse en un problema para tu vida cotidiana, si experimentas un miedo que te provoca malestar, entonces hablamos de una fobia social.

De hecho, la fobia social se caracteriza por:

  • Miedo injustificado y de intensidad desmesurada a las situaciones sociales, cuando estas no representan un peligro real ni entrañan riesgos para la persona.
  • Interferencia en la vida cotidiana, que afecta a nuestra capacidad para disfrutar de la misma y llevar a cabo las actividades diarias.

Es probable que todo haya comenzado cuando eras adolescente o en tus primeros años de juventud. No obstante, si la fobia social no se trata a tiempo, puede convertirse en un trastorno crónico. De hecho, en los casos más graves la persona termina evitando muchas de las situaciones sociales, por lo que se aísla y comienza a tener problemas en sus diferentes áreas de actuación.

tratamiento fobia social

Fobia social: Síntomas

Los síntomas de la fobia social no se aprecian únicamente en el plano psicológico, sino también a nivel físico.

Síntomas psicológicos:

  • Preocupación constante porque no quieres convertirte en el centro de atención en las situaciones sociales, ya que tienes miedo a no poder comportarte de forma competente.
  • Miedo a que alguien te mire u observe lo que estás haciendo.
  • Temor a realizar actividades en público que podrían catalogarse como normales, como comer, beber o rellenar un formulario delante de alguien.
  • Dificultades para desenvolverte en sitios públicos, fundamentalmente en comercios y lugares administrativos.
  • Tendencia a rehuir los espacios donde hay gente, sobre todo si se trata de desconocidos.
  • Miedo a dirigirte a un público o incluso a tu grupo de amigos.
  • Nerviosismo provocado por la sensación de que todos te están mirando.
  • Miedo a quedarte en blanco, hacer el ridículo o parecer torpe y que los demás te califiquen como raro, loco o nervioso.
  • Problemas de concentración y de memoria.
  • Pensamientos negativos que te llevan a dudar de tus capacidades, como por ejemplo: “voy a hacer el ridículo” o “no podré hacerlo”.
  • Sensación de irrealidad y despersonalización, con un curso acelerado del pensamiento.
  • Temor a conocer gente nueva.

Síntomas fisiológicos:

  • Sequedad de boca, a menudo acompañada de la sensación de nudo en la garganta o de que no podrás hablar.
  • Palpitaciones, sientes que el corazón late demasiado deprisa y de forma irregular. En ocasiones puedes tener la sensación de que estás al borde del colapso.
  • Temblores, casi siempre en las manos, aunque también se pueden apreciar en la voz.
  • Sudoración y rubor, que te provoca aún más angustia y vergüenza, ante el pensamiento de que los demás puedan notarlo.

Causas de la fobia social

Como muchos de los trastornos mentales, la fobia social es el resultado de una combinación de factores genéticos, sociales y personales. De hecho, se conoce que las personas que tienen un familiar que ya padece algún trastorno de ansiedad, son más propensas a desarrollar una fobia social.

Por supuesto, no se trata únicamente de la genética, sino también de las conductas, creencias y formas de afrontamiento que los padres les transmiten a sus hijos. Por eso, se ha apreciado que a los niños con padres ansiosos y preocupados, les resulta más difícil desarrollar las habilidades necesarias para lidiar con el estrés y la ansiedad.

Entre las causas de la fobia social también podemos encontrar:

  • Ambiente familiar sobreprotector o excesiva dependencia de uno de los progenitores.
  • Educación muy exigente, en la que se sobredimensionó la importancia de los buenos modales.
  • Rechazo en la infancia por parte de los compañeros de clase.
  • Padres excesivamente críticos y preocupados por los errores de sus hijos.
  • Experiencias traumáticas vividas en el pasado. De hecho, no es inusual que la fobia social se manifieste después de una experiencia estresante o humillante.

Además, las personas que sufren ansiedad social a menudo también tienen determinadas características de personalidad que apuntalan o empeoran el trastorno, como la baja autoestima, un nivel muy elevado de autoexigencia y una mayor susceptibilidad ante las opiniones de los demás.

Otra teoría sobre las causas de la fobia social hace referencia a una hipersensibilidad innata, que se vería reforzada con diferentes condiciones de vida. De hecho, se ha apreciado que las personas que sufren ansiedad social muestran una sobreactivación de la amígdala.

La amígdala es una estructura que forma parte del sistema límbico, y desempeña un papel esencial en las respuestas emocionales, como el miedo. Al parecer, las personas con fobia social tienen una habilidad especial para percibir pequeñas microexpresiones en los demás, señales que denotan hostilidad o molestia, de forma que su amígdala reacciona inmediatamente, provocando esa sensación de miedo y ansiedad.

Consecuencias de la ansiedad social

Las consecuencias de la ansiedad social dependerán de los acontecimientos vitales, así como de las exigencias sociales y profesionales a las que se someta la persona. Por ejemplo, hay quienes pueden superar la fobia social después de verse obligados a asumir más responsabilidades en su puesto de trabajo, pero en otros casos esas mismas responsabilidades pueden intensificar aún más el problema o incluso desencadenarlo.

No obstante, en sentido general, la fobia social es un problema que afecta a nuestra calidad de vida y limita las posibilidades de progresar profesionalmente. La persona que padece este trastorno suele sufrir profundos daños en su autoestima, ya que duda continuamente de sus competencias. Además, sentir que no se tiene el control sobre la vida es una experiencia muy frustrante que afecta la forma en que nos percibimos y disminuye nuestra autoeficacia.

La estrategia de afrontamiento más frecuente consiste en evitar las situaciones que generan el temor, por lo que la persona que sufre una fobia social termina aislándose. En algunos casos puede recurrir a lo que se conoce como “conductas defensivas”, como consumir alcohol o recurrir a las drogas.

Desgraciadamente, cuando la persona no posee una sólida red de apoyo social, está más expuesta a la depresión y tiene mayores probabilidades de enfermar.

Aproximadamente un 75% de las personas que padecen fobia social, desarrollan otros trastornos, como la dependencia del alcohol, la depresion o el trastorno de ansiedad generalizada.

terapia fobia social

Tratamiento de la fobia social

Queremos ayudarte a superar la fobia social, para ello te ofrecemos los siguientes servicios:

Terapia individual

Para el tratamiento de la fobia social, el método más efectivo es la terapia psicológica. En El Prado Psicólogos además de trabajar con psicoterapia breve ponemos en práctica técnicas innovadoras como EFT, EMDR, hipnosis clínica y relajación. A través de ellas logramos acceder a tu inconsciente, para descubrir las experiencias que han dado lugar al problema y cambiar las creencias negativas que lo alimentan.

De hecho, no podemos olvidar que es en el cerebro primitivo donde se genera la respuesta de miedo, por lo que es necesario acceder a este y cambiar esa respuesta, poniendo en su lugar una más adecuada, que te proporcione la seguridad que necesitas para afrontar las situaciones sociales.

Complementamos esta terapia a nivel profundo con técnicas de la terapia cognitivo-conductual, con el objetivo de brindarte diferentes herramientas prácticas para que puedas cambiar la forma de pensar y comportarte en las diferentes situaciones sociales, ayudándote a controlar de manera eficaz el miedo y la ansiedad.

Terapia de grupo

También ofrecemos tratamientos complementarios  a la consulta de psicología individual, pensados para aumentar el alcance y la rapidez de los resultados. Por ejemplo, si lo deseas también puedes participar en nuestra terapia grupal. De esta forma podrás conocer a otras personas que sufren problemas como tú y podrás hablar libremente sobre tus preocupaciones, sin sentirte juzgado. Además, participar en una terapia de grupo de dará la oportunidad de relacionarte con otras personas en un clima de seguridad e intimidad.

Talleres de habilidades sociales y comunicación interpersonal

Como complemento a la terapia psicológica, también realizamos talleres intensivos para entrenar las habilidades sociales en grupo. Así podrás comprobar que no eres el único que experimenta esas sensaciones. El compromiso que se adquiere con el trabajo grupal y el apoyo del grupo son un poderoso elemento motivador para el cambio. Además, de esta forma podrás ir entrenando tus habilidades sociales, en un ambiente controlado donde no tienes nada que temer. Toda la información sobre nuestros talleres de habilidades sociales y comunicación interpersonal pinchando aquí.

Tratamiento farmacológico

En algunos casos, si lo necesitas para avanzar más rápido , podemos complementar el tratamiento psicológico de la fobia social con una terapia farmacológica. Nuestra psiquiatra evaluará tu caso y te indicará el medicamento y la dosis más adecuados. Los ansiolíticos y los antidepresivos han demostrado ser eficaces a corto plazo, sobre todo para facilitar el avance en la psicoterapia.

Con nuestro tratamiento para la fobia social lograrás:

  • Potenciar tus habilidades sociales, de manera que puedas conducirte mejor en diferentes situaciones.
  • Mejorar tu relación con los demás.
  • Aumentar tu autoestima y sensación de autoeficacia.
  • Superar los miedos que te limitan y bloquean en las situaciones sociales.
  • Desarrollar una mayor autoconfianza.

Tarifas

Estas son las tarifas de los distintos tratamientos que tenemos en nuestro centro:

Terapia psicológica individual

Si lo deseas podemos realizar una primera entrevista informativa gratuita en la que valoraremos tu caso y te indicaremos cual es el tratamiento más adecuado para ti.

El precio de cada consulta psicológica es de 80 euros. Ofrecemos un bono descuento de 5 sesiones por 345 euros (69 euros por sesión).

Terapia de grupo

La terapia de grupo tiene un precio de 120 euros al mes y la frecuencia de las consultas es semanal. Ofrecemos descuentos a las personas que también estén realizando terapia individual.

Tratamiento farmacológico

La primera consulta tiene un precio de 110 euros y las siguientes consultas psiquiátricas tienen un precio de 90 euros.

Puedes vencer la fobia social. Aprende a relacionarte con los demás sin miedo. Queremos ayudarte y sabemos cómo hacerlo.Llámanos al 91 429 9313 y pide tu primera entrevista gratuita sin compromiso con uno de nuestros psicólogos. Valoraremos tu caso y te informaremos del tratamiento más adecuado para ti.

Profesionales expertos en ansiedad social

En el Prado Psicólogos, obtendrás un trato humano, profesionalidad y confidencialidad

Conoce a los profesionales que están a tu disposición para ayudarte a sentirte más cómodo en tus relaciones sociales. Tienen una amplia experiencia en el tratamiento de la fobia social.

Solicita una entrevista gratuita

Podemos ayudarte a superar la fobia social. Pide tu primera entrevista gratuita, sin coste y sin compromiso con uno de nuestros psicólogos. Rellena el siguiente formulario o llama al 91 429 9313. Te esperamos.

Nombre *

Email *

Ciudad

Teléfono

Tus datos personales están seguros con nosotros, nunca serán cedidos a terceros.

Mensaje

¿Te ha parecido éste un buen artículo? Déjanos tu valoración:
(20 votos, promedio: 4,30 de 5)
Cargando…
El Prado Psicólogos en los medios de comunicación.