Miedo a volar. Síntomas, causas y tratamiento para el miedo al avión.

Aerofobia: cuando el miedo a volar limita tu vida

Las estadísticas indican que el avión es el medio de transporte más seguro: la posibilidad de sufrir un accidente aéreo es de 1 entre 2,4 millones. Sin embargo, si padeces aerofobia, es probable que aunque sepas que el riesgo que representan los aviones es mínimo, esa razón no baste para que pierdas el miedo a volar. De hecho, se estima que dos de cada tres personas tienen miedo a subirse a un avión y que una de cada cinco padece fobia a volar.

Este trastorno no distingue entre géneros y se puede presentar a cualquier edad, aunque es más común en las personas que se ven obligadas a viajar con frecuencia por trabajo, como los ejecutivos, políticos y empresarios, ya que suelen estar sometidos a un estrés constante que los hace más vulnerables a sufrir un trastorno de ansiedad.

Si tú también tienes miedo a volar y ese temor está limitando tu vida, en El Prado Psicólogos podemos ayudarte.

panico volar

¿Qué es la fobia al volar?

La aerofobia es un miedo intenso e irracional a viajar en avión. Si padeces este trastorno, experimentarás una gran ansiedad ante la perspectiva de tener que subirte a un avión, aunque seas consciente de que no corres un peligro inminente.

De hecho, en la mayoría de los casos el simple hecho de pensar en volar desencadena sensaciones de angustia y ansiedad muy difíciles de controlar que pueden desembocar en un ataque de pánico. Si el problema no es muy grave, quizá puedas controlar ese miedo y logres subirte al avión pero tendrás que pagar un elevado peaje psicológico por ese viaje.

Muchas de las personas que tienen miedo a volar refieren que ese temor está relacionado con:

El 25% de la población mundial tiene miedo a volar. En España, el 14% de las personas se sienten incómodas ante la perspectiva de tener que volar y el 9% reconoce que tiene miedo a subirse a un avión y que intenta evitar este medio de transporte por todos los medios.

 

  • La altura a la que vuela el avión, lo cual les genera una gran inseguridad y temor.
  • Los accidentes aéreos catastróficos, ya sean reales o ficticios.
  • Volar de noche o sobre el agua ya que no saben dónde están exactamente.
  • La falta de conocimiento sobre el mecanismo que permite que el avión vuele.
  • La falta de espacio en el avión les genera una sensación de claustrofobia.
  • La falta de control, ya que no tienen autoridad para tomar decisiones a bordo.
  • Las turbulencias, ya que estas les hacen sentir inseguros y temen morir.

Sin embargo, alrededor del 40% de las personas que tienen miedo a volar no pueden explicar de dónde proviene ese temor. En este sentido, un estudio realizado en la Universidad de Ámsterdam y publicado en la revista Behavior Therapy encontró un dato muy interesante: los hombres son más propensos a desarrollar aerofobia porque tienen miedo a sufrir un accidente mientras que las mujeres suelen sufrir este trastorno porque no tener el control las pone nerviosas.

Los síntomas del miedo al avión

Si sufres aerofobia, es probable que experimentes diferentes síntomas, tanto a nivel físico como psicológico y conductual. De hecho, en algunos casos se entremezclan síntomas de diferentes fobias ya que es habitual que quienes tienen miedo a volar también sufran claustrofobia o miedo a los espacios cerrados y acrofobia o miedo a las alturas.

En este sentido, un estudio realizado en la Universidad de Nápoles encontró que el 73% de las personas que padecen fobia al avión también pueden presentar otros problemas psicológicos como la ansiedad o las neurosis.

acrofobia

No obstante, quienes tienen miedo a volar normalmente refieren:

  • Ideas o pensamientos catastrofistas que están relacionados con perder el control, sufrir una crisis de ansiedad dentro del avión o tener un accidente.
  • Manifestaciones fisiológicas como palpitaciones, sudores fríos, náuseas, sensación de sequedad en la boca, hiperventilación, alteraciones gástricas y presión en el pecho. En algunos casos estos síntomas pueden ser tan intensos que la persona llega a pensar que está sufriendo un infarto.
  • Deseo irrefrenable de escapar y sensación de ahogo. En los casos extremos también puede aparecer una sensación de muerte inminente.
  • Ansiedad y angustia intensas ante la idea de subir a un avión, en el momento de entrar y/o durante el vuelo.

En algunos casos la persona que siente miedo a volar puede sentirse mejor si puede sentarse al lado de la ventanilla, ya que así tiene una mayor sensación de control. Algunos también se sienten más seguros si viajan acompañados mientras que otros prefieren aislarse del resto de pasajeros.

Las causas de la aerofobia

Muchas de las personas que tienen miedo a volar han sido protagonistas de un evento traumático a bordo de un avión, ya sea una gran turbulencia, un aterrizaje de emergencia o un vuelo en el que se presentaron problemas operativos. Ese evento traumático fue el principal desencadenante de su fobia. De hecho, estudios neurofisiológicos han demostrado que una situación traumática puede provocar una desregulación bioquímica a nivel cerebral debido a que la amígdala permanece híper activada porque cree que hay un peligro inminente, incluso después de que el riesgo haya desaparecido.

Esa híper activación genera un exceso de cortisol que inhibe la actividad del hipocampo, un área del cerebro relacionada con la simbolización de las experiencias y su codificación en el espacio y tiempo. Por tanto, la vivencia traumática se registra como una memoria somato-sensorial en las capas subcorticales; es decir, se convierte en un recuerdo muy vívido que la persona puede revivir continuamente, experimentando ese mismo miedo una y otra vez.

En otros casos, la persona que padece una fobia al avión no ha sufrido en carne propia una experiencia traumática, pero conoce a alguien que sí la ha vivido, o le han impactado las imágenes de un accidente aéreo. De hecho, se ha demostrado que los reportajes publicados en los medios de comunicación sobre grandes accidentes aéreos pueden impactar de manera considerable a una persona muy sensible.

También se conoce que tener una historia familiar o personal de trastornos de ansiedad, depresión u otros tipos de fobias puede hacer que una persona sea más propensa a desarrollar el miedo a volar.

Otras características que se han asociado con un mayor riesgo de sufrir aerofobia son: tener un estilo de pensamiento rígido, ser demasiado perfeccionista y obsesivo, tener una baja tolerancia a la frustración o dificultades para adaptarse con facilidad a los cambios.

Consecuencias del miedo a volar

La aerofobia puede llegar a ser muy limitante y en muchos casos causa un deterioro en las relaciones sociales ya que a la persona le resulta difícil organizar planes con los amigos o familiares que impliquen tomar un vuelo. Por tanto, esa persona terminará quedándose al margen de los demás, aislándose del grupo.

En los casos en los que la persona logra subirse al avión, lo usual es que se sienta avergonzada por su miedo, teme hacer el ridículo delante de los otros pasajeros o tener un ataque de pánico. De hecho, en algunos casos el miedo que experimenta a bordo del avión es tan grande que pierde el control y hace demandas irracionales, como pedir que detengan el vuelo o que el avión aterrice inmediatamente.fobias-volar

Por otra parte, en un mundo cada vez más globalizado, para muchos profesionales viajar es una necesidad, por lo que muchas personas pueden ver limitadas sus oportunidades laborales debido a que tienen miedo a subirse a un avión.

Cuando pasa el tiempo y la persona no logra superar ese miedo, la aerofobia termina generando una profunda frustración y afecta a su autoconfianza. Afortunadamente, el pronóstico de la fobia a volar suele ser favorable, pero depende de dos factores fundamentales, según un estudio realizado en la Universitat de les Illes Balears: la intensidad del miedo a las alturas y del miedo a la inestabilidad.

Tratamiento de la fobia a volar

En El Prado Psicólogos ponemos en práctica una psicoterapia breve, para que puedas eliminar el miedo a volar cuanto antes. Nuestro enfoque integrativo nos permite aplicar diferentes técnicas, para diseñar un tratamiento personalizado con el que te sentirás cómodo en todo momento.

  • Hipnosis. Mediante la hipnosis podemos acceder a esos recuerdos, sensaciones o pensamientos que se encuentran en el inconsciente y que han originado el miedo a volar o lo alimentan. Una vez que detectemos esas ideas limitantes, colocaremos en su lugar pensamientos que te harán sentir más seguro/a.
  • EMDR. Si la fobia a volar ha sido causada por un trauma, con esta técnica te ayudaremos a reprocesar esa experiencia y le restaremos su impacto emocional negativo, para que puedas volver a volar sin preocupaciones.
  • EFT. A través de esta técnica trabajaremos para liberar las emociones y sensaciones negativas asociadas al miedo a volar. Al estimular algunos puntos de tu cuerpo mediante tapping (suaves golpecitos con las manos) mientras piensas en el miedo al avión,lograremos que te sientas más relajado/a y que desaparezca ese malestar.
  • Relajación. La fobia a volar normalmente desencadena una serie de reacciones físicas que debes aprender a controlar, para que no empeoren. Te enseñaremos a detectar a tiempo esas señales y aprenderás a calmarlas usando diferentes técnicas de relajación.
  • Visualización. A través de la imaginación podemos recrear un viaje en avión, para que puedas exponerte a esta situación en un entorno controlado, sin experimentar un nivel de ansiedad excesivo.

¿Qué conseguirás con nuestras terapias?

Con nuestro tratamiento para la aerofobia podrás:

  • Superar el miedo que te está limitando, de manera que podrás viajar más rápido y cómodamente.
  • Poder viajar a cualquier lugar del mundo, sin que tu miedo a volar te limite a la hora de elegir tu destino.
  • Conocerte mejor y ganar autoconfianza.
  • Aprender técnicas de autocontrol y manejo del estrés que te serán muy útiles para la vida cotidiana.
  • Ser capaz de montar en un avión sin que el miedo o la angustia te atemoricen.

Tarifas 

Si lo deseas podemos realizar una primera entrevista informativa gratuita en la que valoraremos tu caso y te indicaremos cual es el tratamiento más adecuado para ti.

El precio de cada consulta psicológica es de 80 euros. Ofrecemos un bono descuento de 5 sesiones por 345 euros (69 euros por sesión).

Terapeutas especializados en la fobia a volar

En el Prado Psicólogos, obtendrás confidencialidad absoluta. Como terapeutas colegiados, no sólo mantenemos la confidencialidad como deber sino como obligación.

Conoce a los profesionales especializados en miedo al avión. Tienen una amplia experiencia en el tratamiento de miedos y otras fobias.

Contacta con nosotros

Muy pronto, la solución a tu fobia a volar. Conócenos hoy. Pide tu primera entrevista gratuita, sin coste y sin compromiso. Rellena el siguiente formulario o llama al 91 429 9313. Te esperamos.

Nombre *

Email *

Ciudad

Teléfono

Tus datos personales están seguros con nosotros, nunca serán cedidos a terceros.

Mensaje

¿Te ha parecido éste un buen artículo? Déjanos tu valoración:
(3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
El Prado Psicólogos en los medios de comunicación.