Miedo a hablar en público: causas, síntomas y tratamiento del pánico escénico

 

miedo escenicoHablar bien en público te aporta muchos beneficios. Puedes necesitar esta habilidad para reuniones, cursos, viajes …

O si eres estudiante, para presentaciones en la universidad, trabajos de oratoria…

Pero actualmente, cuando estás ante una audiencia e incluso antes de emitir la primera palabra, sientes mucha ansiedad. En ocasiones, quizá has hablado en público pero lo pasas muy mal, se te seca la boca y te tiembla la voz. Tienes pánico escénico.

Hablar en público con confianza es posible. Visualízate hablando ante una gran audiencia.

Se estima que un 20% de las personas tiene miedo a hablar en público. De hecho, se trata de una de las fobias más comunes en el mundo.

Cómo hablar bien en público

Una buena preparación del tema sobre el que vas a hablar es clave. Es la primera condición. Te dará mas seguridad.

Hay muchas técnicas para hablar bien en público. Desde apoyarse de unos buenos audiovisuales hasta tener una sala cómoda y decorada a tu gusto. Hay ejercicios prácticos y de dinamización que ponen a la audiencia de tu parte y te apoyarán a la hora de comenzar tu discurso con mayor seguridad.

Algo a destacar es que muchos buenos oradores sienten algo de ansiedad a la hora de dirigirse a una audiencia. Sin embargo, lo que les diferencia del resto de personas, es que saben manejar esas emociones y con práctica, han conseguido ser los mejores.

En El Prado Psicólogos, colaboramos en la parte más emocional, en conseguir que aceptes las emociones que experimentas y puedas hacer que jueguen a tu favor. 

El pánico escénico a hablar en público y sus síntomas

Sudas en exceso o sientes como remueve el estómago. Tienes temblores o incluso notas que te pones colorado/a.

En otras ocasiones, te puede llegar a faltar la respiración, tienes la voz temblorosa o te entra el pánico.

Causas del miedo escénico

La habilidad para hablar en público no es algo que se hereda, es una competencia que se aprende a lo largo de la vida y que mejora con la práctica. Sin embargo, muchas personas no han logrado desarrollar esta habilidad y tienen dificultades en el momento de dar una charla, presentar un examen oral, hacer una entrevista de trabajo o simplemente cuando necesitan expresar su desacuerdo delante de un grupo en el que no se sienten cómodos.

Estas dificultades pueden tener orígenes diferentes:

  • Educación sobreprotectora. Unos padres demasiado protectores suelen terminar limitando las potencialidades de su hijo, ya que no le brindan la posibilidad de poner a prueba y perfeccionar sus competencias comunicativas. Cuando este niño crezca, es probable que no se sienta cómodo en las situaciones sociales y termine desarrollando el miedo a hablar en público.
  • Tendencia al perfeccionismo. Cuando una persona se exige demasiado suele caer en la trampa del inmovilismo, ya que piensa que cualquier cosa que haga no estará a la altura de las circunstancias. El miedo a equivocarse genera tal ansiedad que le resulta difícil hablar en público de manera relajada y eso le hace cometer las equivocaciones que tanto temía.
  • Experiencias negativas. Algunas personas desarrollan el miedo a hablar en público debido a una experiencia desagradable del pasado, sobre todo si han cometido un gran error en su discurso o han sido objeto de burlas. En estos casos, la idea de que vuelva a repetirse esa experiencia resulta tan insoportable que la persona prefiere rehuirla.
  • Falta de práctica. Las habilidades comunicativas necesitan un entorno en el cual desarrollarse, un contexto que las estimule. Cuando la persona no ha tenido suficientes oportunidades para enfrentarse a un escenario, es lógico que dude de sus capacidades, pues no ha podido aprender a hablar en público.
  • Timidez. En muchos casos, la timidez suele ser la base del miedo a hablar en público. La persona tímida suele rehuir el contacto social por temor a hacer el ridículo o a que los demás se formen una idea negativa sobre su desempeño por lo que suele experimentar una gran ansiedad cuando debe enfrentarse a un auditorio.
  • Miedo a la crítica. A la mayoría de las personas no les agrada sentirse juzgadas pero hay quienes viven esta experiencia de manera particularmente intensa. Piensan que las críticas son un ataque personal y creen que al presentar sus argumentos se exponen a los demás, con sus debilidades y deficiencias. Esta percepción las hace sentirse vulnerables y provoca una gran ansiedad.

Los pensamientos negativos más comunes que generan el nerviosismo a la hora de hablar en público

Nuestra mente no descansa, a lo largo del día nos acompaña un diálogo interior que se intensifica en los momentos de mayor dificultad, cuando debemos resolver un problema o sortear un obstáculo. Este diálogo puede ser positivo, en cuyo caso te dará fuerzas y te motivará o, al contrario, puede ser negativo e incentivar el nerviosismo y el miedo. No es raro que las personas que tienen problemas para hablar en público sean víctimas de un diálogo interior limitante que les provoca mucha ansiedad.

Algunos de los pensamientos y actitudes negativas más usuales son:

  • Anticipación de las consecuencias negativas. A menudo las personas que tienen problemas para hablar en público anticipan los resultados de sus palabras y se condenan de antemano al fracaso, lo cual, obviamente, genera mucha tensión. Frases como “los demás creen que solo digo tonterías” o “me equivocaré y haré el ridículo” suelen rondar sus mentes y coartan sus potencialidades.
  • Evaluación negativa de la situación y habilidades. Quienes tienen dificultades para hablar en público suelen arrastrar una percepción muy negativa de este tipo de situaciones por lo que se enfrentan a este desafío pensando que no les gusta, que es algo horrible y que no tienen las habilidades necesarias para hacerlo bien. En su mente, dibujan un cuadro tan negativo que es prácticamente imposible que las cosas salgan bien.
  • Sobregeneralización de las equivocaciones. Uno de los errores más comunes en los que suelen caer las personas que tienen problemas para hablar en público consiste en absolutizar los errores del pasado convirtiéndolos en fracasos colosales. Piensan: “lo hago todo mal” o “cada vez que intervengo es un desastre” solo porque en algunas ocasiones su desempeño no ha estado a la altura de sus expectativas.
  • Obsesión por las reacciones psicosomáticas. El miedo a hablar en público a menudo acarrea un gran nerviosismo por lo que nuestro sistema parasimpático se activa, dando lugar a una serie de reacciones fisiológicas como la sudoración, sonrojarse, tics o temblores. Estas reacciones son vividas con particular ansiedad ya que la persona adopta una actitud de hipervigilancia, que no hace sino aumentar su nerviosismo al preocuparse excesivamente porque los demás no noten estas reacciones.
  • Comparaciones destructivas. Tener un modelo a seguir es inspirador, pero a menudo las personas que tienen problemas para hablar en público utilizan este modelo solo para compararse y resaltar sus debilidades. Así, piensan: “nunca podré hablar tan bien como…” o “si tan solo tuviese la capacidad de persuasión de…”
  • Desvalorización de los logros. Las personas con dificultades para hablar en público normalmente se han colocado una etiqueta mental y desechan todo lo que no encaja dentro de esta. Por eso no suelen aceptar los elogios cuando han hecho una buena intervención ni pueden notar sus avances o reconocer sus fortalezas.

El miedo a hablar en público tiene consecuencias

Están claras. Si no manejas habilidades para hablar bien en público o sientes miedo a cuando lo tienes que hacer,  puedes estar perdiendo oportunidades profesionales. Quizá sea tan vital para tu trabajo que hasta puedas perder el empleo.

O si estás en la universidad, qué decir de los trabajos de oratoria o presentaciones ante el resto de la clase

Tratamiento para superar la fobia a hablar en público

Nuestros terapeutas utilizan técnicas como la EFT, hipnosis, PNL o relajación, entre otras, que conseguirán que puedas hablar ante una audiencia con naturalidad.

Ya solo quedará bajo tu responsabilidad el prepararte tu tema y tu especialidad cada vez que hables en público en un curso, taller o reunión.

Llámanos al 91 429 9313 y pide tu primera entrevista gratuita.

Curso para hablar en público

Regularmente te ofrecemos cursos para aprender a hablar en público y practicar y entrenar esta habilidad en un entorno seguro. Tienes toda la información aquí.

Tarifas

Si lo deseas podemos realizar una primera entrevista informativa gratuita en la que valoraremos tu caso y te indicaremos cual es el tratamiento más adecuado para ti.

El precio de cada consulta psicológica es de 70 euros. Ofrecemos un bono descuento de 5 sesiones por 325 euros (65 euros por sesión).

Supera el miedo escénico. Nuestros terapeutas te ayudan.

En el Prado Psicólogos, obtendrás confidencialidad absoluta. Como terapeutas colegiados, no sólo mantenemos la confidencialidad como deber sino como obligación.

Conoce a los profesionales especializados en miedo escénico. Tienen una amplia experiencia en el tratamiento de miedos y otras fobias.

Contacta con nosotros

Muy pronto, la solución al miedo que tanta ansiedad te produce hoy en día. Conócenos hoy. Pide tu primera entrevista gratuita, sin coste y sin compromiso. Rellena el siguiente formulario o llama al 91 429 9313. Te esperamos.

Nombre *

Email *

Ciudad

Teléfono

Tus datos personales están seguros con nosotros, nunca serán cedidos a terceros.

Mensaje

¿Te ha parecido éste un buen artículo? Déjanos tu valoración:
(7 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
El Prado Psicólogos en los medios de comunicación.