La ira. Cómo controlarla

Controlar la ira

Sabes que está causando daño a tu entorno, que no es algo agradable pero no la puedes controlar.

Domina tu ira antes de que te domine a ti. ¿Ya has pensado en cómo sería tu vida si controlas tu ira?

terapia de la ira

Qué es la ira

La ira es una emoción normal y humana. Sirve de respuesta a amenazas y nos permite defendernos cuando nos sentimos atacados. Pero cuando no se controla adecuadamente, se puede volver destructiva y traerte problemas.

Puede ser causada por eventos externos o internos. Podrías estar enfadado con una persona concreta, una situación o por un problema personal.

¿Cómo expresamos la ira?

Hay varias formas de expresar la ira, muchas de ellas saludables.

  1. Expresar tus sentimientos de ira de forma no agresiva. Es cuando conoces tus necesidades y las solicitas, sin hacer daño a otros.
  2. Suprimir la ira. En lugar de sentir ira, te concentras en algo positivo. Podría ser saludable pero normalmente no lo es ya que al no permitirte expresar tu ira, existe el riesgo de desarrollar enfermedades como hipertensión o depresión.
  3. Calmarte. Controlas tu expresión externa y también te controlas a nivel interno, calmando tus sentimientos.

La ira ¿Por qué se produce?

En este punto, te estarás preguntando: ¿por qué hay personas de mi entorno que son capaces de controlar su ira y no yo? Mira a ver si te suena algunas de estas razones:

  • Tienes poca tolerancia a la frustración. Enseguida que te frustras, te pones violento. Es tu forma de rebelarte aunque sabes que no te aporta soluciones.
  • No soportas las injusticias. Hay muchas circunstancias que están fuera de nuestro control pero las personas que no controlan su ira, no aceptan que sea así.
  • No aceptas bien las críticas. Diferenciar entre críticas negativas y constructivas es parte de ir creciendo a nivel personal. Puede que no sepas evaluar la diferencia y tengas más tendencia a ver todas las críticas más amenaza. Respondes, entonces, con ira.
  • Siempre has tenido tendencia a ser más irritable. Desde pequeños, las personas que hoy no controlan su ira, mostraban poca predisposición a ser pacíficos y a estar calmados.
  • Creciste en una familia desestructurada. Hay familias que dificultan que una persona crezca sin grandes trastornos y te ves obligado a defenderte de situaciones desagradables. Utilizas tu ira desde hace tiempo.

Los efectos y consecuencias de la ira

Imagínate los efectos. Te recordamos algunos:

Problemas digestivos. La tensión aparece cuando tu ira no es controlada. El estómago suele ser uno de los más afectados.

Insomnio. Te cambia el sueño. O duermes mucho o duermes muy poco.

Ansiedad. Las personas que no controlan su ira desarrollan al mismo tiempo cuadros de ansiedad importantes.

Depresión al no vivir de acuerdo a lo que sabes sería una mejor vida.

Presión arterial alta por los ataques de ira que se van produciendo.

Ataques al corazón producidos por los altibajos y cambios de humor frecuente. Hay más tendencia a padecer ataques al corazón entre las personas que no manejan su ira.

Terapia de la ira. Controlar la ira es posible

Llama ya al 91 429 9313 y solicita una primera entrevista gratuita. Te contaremos cómo son nuestras técnicas.

Utilizamos lo que se conoce como psicoterapia breve. Aproximadamente, en la mitad de tiempo que otros tratamientos psicológicos habituales, técnicas como EFT, EMDR y la hipnosis clínica, acuden al foco del problema, acceden a las emociones grabadas en tu cerebro y ponen coto a tu ira.

La relajación es otra de las técnicas que apoyan tu tranquilidad y calma a la hora de afrontar tus problemas. Aprenderás un sistema que poco a poco te hará relajarte y ver la realidad de forma muy diferente a como lo ves ahora.

¿Beneficios? Unos cuantos:

  • Mejor comunicación con tu entorno. ¿Quién querría estar cerca de ti si no soluciones tu ira?
  • Más empatía con las personas. Es otra característica de una persona madura. Desarrollas empatía, entiendes mejor a los demás y de dónde procede su forma de ser. como consecuencia, te enojas menos.
  • Menos peleas. Claramente, la confrontación desaparece y por tanto, la necesidad de enzarzarte en peleas.
  • Mejores relaciones con tu pareja, con tus amigos y familiares.

Controlar la ira

Tarifas

Si lo deseas podemos realizar una primera entrevista informativa gratuita en la que valoraremos tu caso y te indicaremos cual es el tratamiento más adecuado para ti.

El precio de cada consulta psicológica es de 80 euros. Ofrecemos un bono descuento de 5 sesiones por 345 euros (69 euros por sesión).

Terapeutas que te ayudan a controlar tu ira

En el Prado Psicólogos, obtendrás confidencialidad absoluta. Como terapeutas colegiados, no sólo mantenemos la confidencialidad como deber sino como obligación.

Conoce a los psicólogos que están a tu disposición para ayudarte con tu problema. Tienen una amplia experiencia en terapia de ira.

Contacta con nosotros

Recibe la ayuda experta que necesitas. Conócenos hoy. Pide tu primera entrevista gratuita, sin coste y sin compromiso. Rellena el siguiente formulario o llama al 91 429 9313. Te esperamos.

Nombre *

Email *

Ciudad

Teléfono

Tus datos personales están seguros con nosotros, nunca serán cedidos a terceros.

Mensaje

¿Te ha parecido éste un buen artículo? Déjanos tu valoración:
(13 votos, promedio: 3,92 de 5)
Cargando…
El Prado Psicólogos en los medios de comunicación.